España

Zarzuela quiere que don Juan Carlos frene las filtraciones de sus amigos porque dificultan su regreso a España

Le han reclamado que su entorno deje de “armar ruido” y que no transmitan una imagen de enfrentamiento entre padre e hijo

Don Juan Carlos, a la salida de un hospital en una imagen de archivo.
photo_camera Don Juan Carlos, a la salida de un hospital en una imagen de archivo.

 

 

La instantánea de los cuatro reyes juntos en el funeral de Isabel II ha empezado a ‘normalizar’ un tanto la situación del rey emérito, aunque Zarzuela, y sobre todo el Gobierno, hayan intentado evitar esa imagen. La Casa del Rey ha reclamado a don Juan Carlos que mantenga un perfil bajo en los próximos meses para así facilitar un posible acercamiento a España.

También se ha interpretado en las últimas horas como un gesto de normalización su reaparición junto a la reina Sofía, y los gestos de cercanía entre ambos que se han apreciado durante las honras fúnebres en Westminster, algo que igualmente mejora la imagen del rey emérito.

Miembro de familia real

Al mismo tiempo, la presencia de don Juan Carlos junto a su hijo y las restantes familias reales que han asistido al funeral por Isabel II, puede convertirse en una baza a su favor en la causa judicial que tiene abierta en Reino Unido por la denuncia de Corinna Larsen.

La Justicia británica debe decidir si acepta su inmunidad por el hecho de pertenecer a la familia real española, que es el argumento que defienden los abogados del emérito para evitar que sea juzgado por acoso y amenazas.

Don Juan Carlos no tiene ninguna causa judicial en España, después de que la fiscalía acordara archivar las investigaciones que había abierto.

Frenar las filtraciones de sus amigos

En los pasos hacia una ‘normalización’ de la situación de don Juan Carlos en España, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los movimientos, Zarzuela le ha planteado que frene a sus amigos, que corte las filtraciones a la prensa que hacen algunas personas próximas, para así propiciar un escenario favorable que facilite el regreso.

Le ha reclamado, concretamente, que su entorno deje de “armar ruido”, y que no transmita a a la opinión pública una imagen de enfrentamiento entre padre e hijo porque eso dificulta la solución al problema.

Campaña de presión para la vuelta

Empresarios amigos del rey emérito, consultados por ECD, admiten que, desde hace muchos meses, han venido aconsejando a don Juan Carlos “marcar distancias con su hijo”.

Según estas fuentes, el mensaje que le han venido haciendo llegar es que “aguante y no se rinda”, como una forma también de reivindicar su papel y figura, “hartos de que se le esté permanente ninguneando y escondiendo”

El entorno del emérito lleva meses preparando el ambiente para su regreso a España, y sobre todo después de que, en marzo, la Casa del Rey hiciera pública la carta que envió a Felipe VI anunciando que estaba considerando el retorno. 

Uno de los protagonistas principales de la campaña es el ex director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, íntimo amigo de Juan Carlos I.

La asistencia al funeral de Isabel II

En la Casa del Rey no ha gustado que Juan Carlos I activara hace unos días sus relaciones periodísticas para ejercer presión y, con ello, forzar su asistencia al funeral de Isabel II

Apenas doce horas después de la muerte de la reina británica, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, alejó la posibilidad de que el padre de Felipe VI viajara a Londres. 

Cuatro días después, el entorno de don Juan Carlos confirmaba la intención del rey emérito de acudir al funeral, tal y cómo apuntó ECD.

Un deseo que aumentó cuando la oficina de Asuntos Exteriores Británica envió a la Embajada de Reino Unido en España una nota verbal invitándole. Casa Real confirmó entonces que don Felipe y doña Letizia acudirían al funeral, pero añadió que no tenían todavía noticias de la decisión tomada por don Juan Carlos y doña Sofía. 

Una vez recibida la invitación desde Buckingham, el padre de Felipe VI trasladó a su entorno su decisión de acudir al sepelio. Cuando varios medios de comunicación lo publicaron, media hora después, fuentes de Zarzuela confirmaron la información.

La filtración de la foto en Abu Dabi

Precisamente, la filtración de la foto familiar en Abu Dabi, de don Juan Carlos con sus hijas y nietos, publicada la pasada Semana Santa, fue una ‘venganza’ de los ya citados amigos del emérito por el mal trato que -dicen- le viene dispensando La Zarzuela, y también en otros ambientes.

La distribución de la fotografía provocó un monumental enfado en la Casa del Rey, porque la hicieron coincidir con la visita de Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía a un centro de refugiados, un acto que tuvo una relevancia menor.

Acercamiento del emérito a España

Tal como reveló ECD hace una semana, el PP se ha movilizado para intentar solventar la situación actual de don Juan Carlos, y ha empezado a negociar con dirigentes del PSOE un acercamiento a España, que podría ser Portugal.

Defienden que residir en España -nunca en Zarzuela-, o al menos en Portugal, evitaría la circunstancia de que el rey emérito pudiera morir lejos de su país. Se tiene en cuenta ahora el precedente del empeoramiento que experimentó Isabel II en apenas unos días.

El fallecimiento de la reina de Inglaterra ha reactivado las alarmas, y ha vuelto a poner sobre la mesa de Zarzuela la necesidad de abordar de forma definitiva el regreso del rey emérito, que tiene 84 años.

Igualmente, don Juan Carlos ha conseguido de su hijo el compromiso de que, si su estado de salud se agravara y entrara en una fase críticasería trasladado a España para ser atendido en su país.

La última palabra la tiene Felipe VI

Sin embargo, en Moncloa se oponen por ahora a esa maniobra del posible acercamiento físico, tras el “circo” –así lo califican- de la última visita de Juan Carlos I a Sanxenxo, en mayo, que aconsejó mantener al rey emérito alejado de España todo el verano.

Las fuentes consultadas por ECD insisten, no obstante, en que la última palabra sobre un posible acercamiento a España la tendrá el rey Felipe VI.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?