España

Zarzuela elimina el párrafo que apuntaba a una disolución de las Cortes si no había candidato a la investidura

Monarquía Confidencial destacó que esta posibilidad, manejada por la Casa del Rey, no está prevista en la Constitución

Imagen de la página web de Casa Real.
photo_cameraImagen de la página web de Casa Real.

La Casa del Rey ha eliminado el párrafo sobre la ronda de consultas que abría la posibilidad de disolver las Cortes si las reuniones no concluyeran con un candidato a la presidencia del Gobierno, propuesto por el rey, tras escuchar a todos los candidatos.

Según informó Monarquía Confidencial el pasado miércoles, el texto aparecía al final del orden en el que los representantes políticos en el Congreso de los Diputados se reunieron con el rey a lo largo del día de ayer y el pasado jueves.

El texto explicaba que la finalidad de la ronda de consultas es “constatar si, de la disposición que le trasladen los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria, Su Majestad el Rey puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza o, en ausencia de una propuesta de candidato, proceder a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales en el momento que constitucionalmente corresponda y con el refrendo del presidente del Congreso”.

Arregló el bloqueo político de 2016

El párrafo apareció por primera vez en el comunicado que realizó Zarzuela tras las elecciones de junio de 2016. Mariano Rajoy salió vencedor en aquellos comicios, y el rey le propuso como presidente del Gobierno. Sin embargo, Rajoy no obtuvo el apoyo de la Cámara hasta octubre de 2016, en la segunda votación, por lo que se incluyó este texto, mostrando la intención del rey de que se formase Gobierno porque se acercaba el plazo de dos meses reconocidos en el artículo 99 de la Constitución para proponer un candidato.

Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

Fue por eso por lo que Pedro Sánchez, al presentarse a la investidura (fallida) en marzo de 2016 dijo que lo hacía, entre otros motivos, para “poner en marcha el reloj de la democracia” y así “sacar a España del bloqueo irresponsable en el que le había sometido el señor Rajoy”.

La situación prevista no es la actual

Sin embargo, la situación expuesta arriba no es la actual: No ha habido aún ningún debate de investidura, por lo que no parece encajar la posibilidad de que el rey deba proceder “a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales en el momento que constitucionalmente corresponda y con el refrendo del presidente del Congreso”.

Fuentes de la Casa del Rey contaron a Monarquía Confidencial que el párrafo añadido es una mera explicación del Artículo 99. “Nos ceñimos a él”, han declarado, y han definido como un “mecanismo” que se pone en marcha de manera “automática”, según las fuentes consultadas.

Asimismo, este digital ha contactado con el catedrático de Derecho Constitucional Antonio Torres del Moral. Según el catedrático, la Casa del Rey busca “curarse en salud” al “adelantar el objetivo de la ronda de consultas”. Para Torres del Moral, Felipe VI habría buscado evitar el “jaleo” de 2016, y hacer hincapié en el “momento jurídico”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?