España

Con sus visitas a Lluc y Tramuntana, los Reyes realzan la dimensión espiritual y ecológica de Mallorca

Típica jornada campestre: paseo por la naturaleza y visita a un santuario mariano

Los reyes y sus hijas, en Covadonga.

Los Reyes, acompañados de sus dos hijas, visitan el Centro de Interpretación del Paraje Natural de la Sierra de Tramontana y el Santuario de Lluc.

La Serra de Tramuntana es una alineación montañosa de unos 90 km de longitud que se extiende en el norte de Mallorca. Fuentes próximas a la organización del acto, en conversación con Monarquía Confidencial, señalan que “la monarquía, desde tiempos de Felipe II, es muy consciente de que España necesita proteger su medio ambiente de la desertificación. Esta es una idea que está en la Casa del Rey desde los Austrias. Con esta visita, el Rey quiere poner de relieve que todos, al ser el medio ambiente precisamente de todos, hemos de poner especial empeño en cuidar de nuestros recursos naturales”.

La Sierra de la Tramuntana, de acuerdo con estos interlocutores, es un ejemplo de la importancia que tiene la preservación de la naturaleza, dado que este ecosistema, por su condición mediterránea y montañosa, con unos recursos hídricos superiores la media, constituye una muestra de "todo lo que debemos preservar y potenciar en la naturaleza de España".

En cuanto a la visita al Santuario de Lluc, centro espiritual de Mallorca, la familia real demuestra que se mueve con el sentir mayoritario de los mallorquines. Este santuario católico forma parte de la cultura balear y, además, en el caso concreto de Felipe VI, se da la circunstancia de que él es católico practicante, por lo que su presencia allí adquiere también un significado religioso insoslayable.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes