España

Vigilancia, descontaminación, integración personal: el trabajo de la Guardia Real contra el coronavirus

La unidad militar al servicio de la Corona participa en la ‘Operación Balmis’, principalmente en Madrid

Entrega de material sanitario al hospital Gregorio Marañón
photo_cameraEntrega de material sanitario al hospital Gregorio Marañón

Han pasado ya diez días de la integración del personal y los medios de la Guardia Real en el componente terrestre de la operación Balmis y la actividad incesante de nuestros hombres y mujeres continúa frenética por las calles de Madrid.

En toda la semana, las patrullas a pie y en vehículos ligeros tratan asegurar la presencia de agentes de autoridad en los espacios públicos y que realizan, a su vez, reconocimiento y vigilancia de puntos sensibles.

Se han desarrollado en los distritos de Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Villaverde, Hortaleza, Fuencarral-El Pardo, Usera, Chamartín, Tetuán y Villa de Vallecas. Especialmente se les ve patrullar por El Pardo, donde se encuentra su cuartel, no lejos del Palacio de la Zarzuela.

 

Por su parte, las unidades montadas han concentrado su actividad en el área de Madrid-Río y en la Casa de Campo, mientras que los equipos de descontaminación del Servicio de Veterinaria se han empleado, en duras jornadas, en la limpieza de amplias zonas del Hospital 12 de octubre y de las instalaciones residenciales del convento de los padres capuchinos de El Pardo.

También, se encuentran en la coordinación con el Banco de Alimentos de Madrid ha logrado materializar varios apoyos que se concretarán en, al menos, tres cada semana.

Desde la sede del banco en el corredor del Henares, vehículos pesados de la Guardia Real realizan traslados de víveres a diversos puntos de la capital para su distribución entre las personas que lo necesitan a través de diferentes instituciones de ayuda social.

Muchas anécdotas

Entre las muchas anécdotas que se han producido en las largas horas de patrullaje y apoyo a la población queremos traer la bonita historia de nuestros compañeros que recorrían las calles del distrito de Moncloa-Aravaca y en las que una ciudadana les hizo saber su imposibilidad para hacer llegar un stock de mascarillas al Instituto de Provincial de Rehabilitación Gregorio Marañón.

Inmediatamente, los guardias reales se hicieron cargo de la misión y se desplazaron hasta la calle Francisco Silvela de Madrid para hacer entrega de este material que los sanitarios del centro han agradecido con numerosos y emotivos mensajes de ánimo para nuestros hombres desplegados en el terreno.

Por último, en la jornada de ayer, la Guardia Real ha comenzado una campaña de apoyo a sus veteranos bajo el lema “Tu servicio a España y a la Corona es nuestra herencia. ¿Necesitas ayuda ahora?”, con la intención de que quienes nos precedieron se sientan arropados en estos difíciles momentos para la nación.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable