España

El rey solo se quitó la mascarilla para las fotos en la reapertura de fronteras con Portugal

Se retiró la protección durante la interpretación de los himnos nacionales. Hubo varias bromas entre los mandatarios por las normas de seguridad en los saludos

El Rey junto al resto de mandatarios
photo_cameraEl Rey junto al resto de mandatarios

Después de tres meses y medio con las fronteras cerradas entre España y Portugal se han vuelto a abrir en una ceremonia a ambos lados. El acto comenzó en Badajoz, donde el presidente del Gobierno Pedro Sánchez esperó la llegada del monarca.

Una de las anécdotas de la celebración tuvo lugar cuando se juntaron el Rey y el presidente, Felipe VI salió del coche oficial y tendió la mano a Sánchez, para quitarla enseguida y esbozar una sonrisa con la que quitó un poco de hierro al asunto.

Bajo un cálido sol y un termómetro que superaba los 25º comenzaron a ‘saludar’ a las diferentes autoridades presentes en el acto. Enseguida llegaron el presidente de la República Portuguesa, Marcelo de Sousa y el primer ministro, Antonio Costa. En el recibimiento se pudieron escuchar algún intercambio de palabras entre Pedro Sánchez y el primer ministro en el que se preguntaron como habían vivido estas semanas y que era una pena que no pudieran abrazarse.

Las mascarillas, protagonistas

No obstante, el Rey Felipe VI, cumplió estrictamente el protocolo de seguridad en todo momento, llevando puesta la mascarilla siempre que mantenía conversaciones con los respectivos mandatarios y a la hora de acercarse a saludar a las diferentes autoridades. Sin embargo, se pudo apreciar que a la hora de las fotografías oficiales y la interpretación de los himnos nacionales se la guardó en el bolsillo interior de la chaqueta.

Por su parte, Pedro Sánchez cuando tenía que quitarse la mascarilla optó por mantenerla en la mano y no guardarla en ningún bolsillo para tenerla cerca siempre.

Cuando los cuatro mandatarios se encontraban paseando por la alcazaba árabe de Badajoz se pudieron oír cánticos de crítica contra la corona, ‘menos Palacios reales y más hospitales’ o ‘España, mañana, será republicana’, a los que enseguida se unieron otros de apoyo, ‘España, unida, jamás será vencida’.

El acto en principio iba a terminar con una comida en Elvas, pero que debido a las prisas que tenía Pedro Sánchez, recién llegado de un viaje, tuvo que cancelarse.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?