España

La reina ‘instruye’ a la infanta Sofía para minimizar la ausencia de la princesa Leonor en la Fiesta Nacional

Letizia estuvo pendiente de su hija durante el desfile y se giró por detrás de Felipe VI para darle explicaciones

La Familia Real durante el desfile del 12 de Octubre de 2021 (Europa Press)
photo_camera La Familia Real durante el desfile del 12 de Octubre de 2021 (Europa Press)

El desfile de la Fiesta Nacional estuvo marcado por la ausencia de Leonor, que no asistió al evento debido a su internamiento en el UWC Atlantic College de Gales. Según informaba la Casa Real, la Princesa de Asturias tendría que guardar cinco días de cuarentena al volver al centro, por lo que se ha prescindido de su presencia en el evento.

Con su falta, la figura de la infanta Sofía ha cobrado un mayor protagonismo ya desde la llegada de la Familia Real. Detrás del clásico Rolls Royce de los reyes, la infanta Sofía acudía a la Castellana en un coche oficial sola, sin su hermana como era habitual. Por ello, el coche no contaba con la bandera azul propia de la Princesa de Asturias.

A diferencia de otros años, al no estar Leonor, Sofía se ha sentado a la derecha de su padre, en el lugar que le corresponde típicamente a su hermana.

Letizia, pendiente en todo momento

Durante todo el desfile ha sido recurrente la imagen de doña Letizia pendiente de su hija. Cada poco tiempo, la reina se giraba hacia su hija para hacerle algún comentario, corregirla en el protocolo o guiarle durante la ceremonia.

Sofía también se ha seguido la hoja de ruta del evento a rajatabla, inclinándose mejor ante las banderas militares, a diferencia de otros años donde al estar en un segundo plano no marcaba tanto este tipo de gestos.

Con la vista en el cielo

Otro de los momentos más importantes de la Fiesta Nacional ha sido el descenso de la bandera y la labor de la Patrulla Águila.

Teniendo en mente el incidente de hace dos años, donde el paracaidista se estrelló con una farola, la Familia Real y todos los allí presentes miraban al cielo con expectación. Cuando el paracaidista de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire realizó el aterrizaje portando la rojigualda, el rey hizo un gesto con la mano indicando que “había caído perfecto”, que “lo ha clavado”.

Felipe VI no pudo contenerse de mirar al cielo cuando, durante el izado de la bandera, la Patrulla Águila pasó por encima de sus cabezas con la estela de los colores nacionales.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes