España

La princesa Leonor bautiza con una botella de vino el primer submarino íntegramente diseñado y construido en España

En compañía de su hermana, la infanta Sofía, y de sus padres, los reyes, en los astilleros militares de Cartagena

Sub
photo_camera El submarino S-81 'Isaac Peral' tiene 80,8 metros de largo y una manga de siete.

La familia real al completo –con la lógica excepción de don Juan Carlos y doña Sofía- han viajado hoy hasta los astilleros de Navantia en Cartagena, Murcia, para presidir la ceremonia de puesta a flote del submarino S-81, el primer submarino diseñado y construido íntegramente en España.

Últimas noticias


Aunque el acto ha estado presidido por el rey, Felipe VI, la princesa Leonor ha ejercido el rol de madrina del sumergible. Ha sido, por tanto, la encargada de cortar la cinta que rompió una botella de vino -especialmente seleccionado por la Armada- contra la proa, bautizando así al buque, que lleva el nombre Isaac Peral en honor al científico y militar español que inventó el primer submarino militar del mundo en el año 1.888.

El acto de hoy ha revestido de capital importancia. La constructora naval civil y militar, Navantia, de titularidad pública, consuma un considerable salto, ya que, al asumir por vez primera la autoría del diseño, completa el ciclo de la evolución tecnológica; pasar de construir en España con diseño extranjero, a construir en España con diseño propio.

España, en la élite militar mundial 

Fuentes de la constructora consultadas por Monarquía Confidencial señalan que “entramos en el muy reducido grupo de países que podemos diseñar y construir submarinos. Fíjate que es un desafío muy complejo. Se tratan de buques que deben operar de forma autónoma en entornos hostiles. Por tanto, requieren de conocimientos altamente especializados en disciplinas diversas y una base industrial y tecnológica de apoyo extremadamente cualificada”. De ahí que la Familia Real haya querido estar presente en el acto.

En cuanto a las hijas de los reyes, la ceremonia también ha revestido de importancia. Es el segundo acto de la princesa Leonor en apenas un mes –el anterior, en su visita al Instituto Cervantes, además fue su primer acto público en solitario-, solo que en esta ocasión ha tenido la compañía de su hermana, la infanta Sofía. Conocedores de La Zarzuela señalan que “las dos hermanas están muy unidas y es una forma de darse apoyo estando juntas. Y otra cuestión: en la agenda real también se busca que Sofía tenga protagonismo; no se pretende orillarla por su condición de número dos en la línea de sucesión a la Corona”.

Experiencia castrense

En este 2021 es la primera vez que las dos hermanas aparecen a la vez en público, pero no es ni mucho menos su primer acto castrense. En el año 2014, y precisamente en Murcia, en la base aérea de San Javier, la princesa Leonor y la infanta Sofía asistieron juntas a su primer acto militar. Fue por el 25º aniversario de la promoción de tenientes de la Academia del Aire, a la que pertenece su padre, el por entonces Príncipe de Asturias. 

La relevancia del acto queda patente porque hace cinco meses que no se reúne en público la familia real al completo, así como por el resto de autoridades asistentes al acto: han sido la ministra de Defensa, Margarita Robles; el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro López Calderón y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante general Antonio Martorell Lacave; además del presidente de Navantia, Ricardo Domínguez y la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Belén Gualda.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes