España

Paralizado por tercera vez el viaje a Cuba de los reyes

Exteriores lo fijó para el 16 de noviembre pero ahora mismo no hay preparativos en la delegación que participa

Los reyes sobrevolando las Islas Canarias.
photo_cameraLos reyes sobrevolando las Islas Canarias.

Cuba va camino de convertirse en una ‘isla maldita’ para los reyes. Por tercera vez, la visita de Felipe VI y doña Letizia se ve amenazada. A un mes y medio de la fecha planeada para el desplazamiento, Zarzuela no confirma el viaje. De hecho, los preparativos en la delegación que debe participar en los encuentros bilaterales se encuentran paralizados.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, aseguró hace dos semanas que no tenía constancia de que la situación política en España fuera a afectar a los planes de que los reyes viajen a Cuba a mediados de noviembre.

Borrell respondió así al ser preguntado por si la disolución de las Cortes y la falta de Gobierno podrían condicionar la agenda exterior de Felipe VI, que tiene pendiente desde hace dos años un viaje a Cuba.

“La visita de los reyes se sustenta en los 500 años de la construcción de La Habana; pero no puedo anticipar lo que pueda ocurrir; en el Ministerio de Exteriores no consta que haya novedades”, afirmó el jefe de la diplomacia española, el pasado 19 de septiembre.

Aún así, matizó después su afirmación: “En lo que a Exteriores se refiere, no me consta que haya ningún cambio de planes. Eso no quiere decir que no los vaya a haber”.

No hay preparativos en la delegación

Las palabras de Borrell alarmaron y mucho a la mayoría de las empresas españolas implicadas en esta expedición. Tienen importantes intereses económicos en Cuba, especialmente las pertenecientes al sector hotelero.

Según ha podido saber Confidencial Digital por miembros de la delegación empresarial que participa en el viaje, desde entonces (a pocos días de la convocatoria oficial de las elecciones para el 10 de noviembre) no han recibido confirmación de que el desplazamiento se vaya a producir.

“No hay nada en marcha en este momento, ningún preparativo”, confirman a ECD en varios organismos oficiales conocedores de la organización del viaje.

Se trata de un desplazamiento de suma importancia para las compañías instaladas en la isla, con el objetivo de estrechar lazos comerciales y explorar posibles vías de negocio e inversión.

Los gobiernos español y cubano fijaron la visita a Cuba para mediados del próximo mes, ya que la celebración de los 500 años de la fundación de La Habana se conmemora el 16 de noviembre.

Tercer aplazamiento del viaje de los reyes

De suspenderse el viaje, sería el tercer aplazamiento en dos años. En 2017, después de una cumbre con diversos mandatarios cubanos, el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, desveló que el Gobierno español y Zarzuela estaban organizando una visita de los reyes a la isla para comienzos de 2018.

Pero ese viaje no llegó finalmente a concretarse. La situación política en España, y la incertidumbre generada por el relevo de Raúl Castro provocaron que Casa Real paralizara la visita en marzo de 2018, dejando abierta, eso sí, la opción de retomar las gestiones en el futuro.

Esa posibilidad quedó aparcada por segunda vez seis meses después. El anuncio de una visita de Pedro Sánchez para mediados de noviembre del año pasado retrasó el viaje de los reyes ‘sine die’.

Un aplazamiento que no pasó inadvertido en ámbitos diplomáticos, donde se criticó duramente que, desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa tan solo cuatro meses antes, el presidente del Gobierno ya había protagonizado quince viajes al extranjero, por tan solo tres del jefe del Estado.

Confirmado el viaje a Asia

En el actual periodo de interinidad del Gobierno en España, Felipe VI sí tiene previsto asistir a la ceremonia de entronización del emperador de Japón, el próximo 22 de octubre, que enlazará con una visita de Estado a Corea del Sur.

Se da la circunstancia de que la Casa del Rey anunció oficialmente ya hace varias semanas los desplazamientos a Asia. Sin embargo, insistimos, no hubo referencia alguna al de Cuba.

Fuentes de La Zarzuela tampoco han confirmado este martes a ECD que la visita a La Habana vaya a tener lugar. Se tiene en cuenta que el viaje está planificado para que se desarrolle seis días después de las elecciones y con las Cortes Generales todavía sin constituir.

Lo habitual es que transcurran dos semanas desde que se celebran los comicios hasta que se constituyen las nuevas Cortes. Por lo tanto, la ronda de consultas del rey con los líderes de los grupos políticos para designar a un candidato a la Presidencia del Gobierno se demorará aún más.

Pese a ello, fuentes diplomáticas destacan a ECD la conveniencia de que el jefe del Estado permanezca en Madrid en un momento políticamente tan delicado. Un escenario que tampoco pasan por alto ahora en La Zarzuela y en el Ministerio de Asuntos Exteriores, tras confirmarse el pasado 24 de septiembre la nueva convocatoria electoral.

Sin noticias de la visita de Josep Borrell

En la delegación empresarial confirman a ECD que tampoco tienen noticias del viaje preparatorio que Josep Borrell tiene previsto realizar a la isla a mediados de este mes.

El ministro de Asuntos Exteriores debe volar los días 16, 17 y 18 de octubre hasta el país caribeño para avanzar en unos preparativos que ya comenzó a hilvanar hace unas semanas Juan Pablo de Laiglesia, el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica y el Caribe.

De Laiglesia aprovechó su participación en el II Consejo Conjunto Unión Europea-Cuba que organizó Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea, para entablar los primeros contactos con altos cargos cubanos de Exteriores y Cultura. Pero esas gestiones se llevaron a cabo antes de confirmarse la repetición de las elecciones.

Sánchez se atribuyó el cierre del viaje del rey

La presencia de los reyes en la antigua colonia española se comenzó a forjar durante la visita de Pedro Sánchez a Cuba en noviembre del año pasado, en una reunión con el presidente Miguel Díaz-Canel, tras la que Sánchez anunció que los reyes visitarían Cuba con motivo del 500 aniversario de la fundación de La Habana en 2019.

Era la primera vez en 32 años que un presidente del Gobierno español viajaba a la isla. Fue una cita en el marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que la UE tiene con La Habana.

Tras reunirse con el presidente cubano en el Palacio de la Revolución, Sánchez alabó el “impulso reformista” del gobierno de la isla. Díaz-Canel se volcó en la acogida del jefe del Ejecutivo español y, acompañados ambos por sus esposas, pasearon por La Habana Vieja en una imagen que evidenció el acercamiento tras décadas de frialdad.

La estampa recordó a otra instantánea de 1999, cuando José María Aznar y el rey Juan Carlos hicieron ese mismo recorrido por el casco histórico de La Habana. Entonces, no se trató de una visita oficial, ya que la presencia de ambos en el país se debió a la participación en la IX Cumbre Iberoamericana que Fidel Castro organizó aquel año.

La antipatía mutua entre Aznar y Castro marcaron esa estancia hasta el punto de que el líder cubano vació las calles de La Habana Vieja durante el paseo del rey para que no pudiera recibir la calurosa acogida de los cubanos.

Don Juan Carlos nunca ocultó su anhelo por realizar esta visita oficial, pero las tortuosas relaciones de la joven democracia española con el régimen castrista -con sucesivos periodos de tensión, reconciliación y enfriamiento- le impidieron cumplir sus planes. Por ahora, es el tercer intento de Felipe VI.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?