España

Los expertos analizan el discurso de Leonor días antes de su intervención en los Premios Princesa de Asturias

Consideran que fue “sobresaliente” pero que debe trabajar la respiración diafragmática y leer un escrito de menos 'rigidez'

La princesa Leonor lee el artículo 1 de la Constitución.
photo_cameraLa princesa Leonor lee el artículo 1 de la Constitución.

Este viernes 18 de octubre se celebran los Premios Princesa de Asturias. Y Casa Real ya ha confirmado que la princesa Leonor pronunciará su primer discurso oficial en este acto organizado por la Fundación Princesa de Asturias.

La heredera al trono tiene una nueva oportunidad de estar bajos los focos y esta vez será en el Teatro Campoamor de la capital ovetense. Además de la princesa, Zarzuela ha confirmado que Don Felipe también se dirigirá a los invitados.

La primera intervención de la heredera al trono fue hace casi un año. El 31 de octubre, coincidiendo con su cumpleaños, Leonor leía el primer artículo de la Carta Magna. Su padre, el rey Felipe VI, la acompañó en ese momento tan especial y leyó el prólogo.

Un discurso que ha pasado el filtro de múltiples expertos. Monarquía Confidencial se ha puesto en contacto con profesionales de la oratoria, logopedas y expertos en comunicación eficaz. La conclusión es la misma: una primera intervención excelente.

“Es evidente que la Princesa Leonor ha estado midiendo cada una de las palabras y frases que ha dicho, tanto en su forma como en su exposición. Su impostación, pausas, entonación, asertividad y expresividad son excelentes”, sostiene Ismael Fuentes Cortés, presidente de la Asociación de Logopedas de España.

“La lectura que la Princesa Leonor hizo del Artículo Primero de la Constitución Española tuvo una duración de unos 45 segundos. Fue muy poco tiempo, pero lo hizo con total perfección. Se notaba que la Casa Real y, supongo que, sobre todo, su familia, y más en concreto su madre, la Reina Letizia, se ocuparon a fondo para que esa primera vez de hablar en público de la Princesa fuera así de perfecto”, argumenta Paco Grau, profesor de Oratoria.

Preparada para una nueva intervención

Felipe VI también tenía 13 años cuando dio su primer discursó público. Fue durante la entrega de los Premios Príncipe de Asturias y duró más de 45 segundos. Este fin de semana se celebra los Premios Princesa de Asturias, una nueva oportunidad para la princesa para volver a enfrentarse al público.

Y es que Grau considera que “está bien preparada para poder tener una intervención más extensa en el acto de entrega de los próximos Premios”. Y lo mismo piensan en Casa Real que confirmó el discurso de la heredera al trono el pasado viernes 11 de octubre.

Elementos a mejorar

Julio García Gómez, experto en Comunicación Eficaz, asegura que la princesa “comunica bien”, sin embargo, “debe manejar mejor su mirada y repartirla entre el auditorio”.

“Vocaliza bien pero debe trabajar la respiración diafragmática para estar más suelta y evitar que le tiemble la voz”, apunta García.

Mónica Pérez de las Heras, directora de la Escuela Europea de Oratoria, indica que de cara a la próxima intervención de Leonor, “estaría muy bien que le preparan un buen discurso, con menores ‘rigidez’ que los de su padre, en el que la princesa pudiera demostrar las 3 claves de la oratoria: naturalidad, humildad y corazón”.

Pérez recomienda que Leonor lea del telepronter, “y no del papel”. “Y por supuesto, en vista de la carrera que tiene por delante, debería contar con un aprendizaje en Oratoria por parte de un experto”, concluye la directora.

Los gestos y detalles de la princesa

Los expertos han medido al milímetro la intervención de la joven Leonor. Tanto así, que a Ismael Fuentes, presidente de la Asociación de Logopedas de España, le ha llamado la atención la mirada de la princesa.

“Se observa un detalle en su dirección ocular, ya que ésta se encuentra vinculada a la cultura de la escritura. Se aprecia cómo dirige la mirada hacia el lado derecho. Ese gesto nos hace pensar que la Princesa está pensando en el futuro haciendo referencia a la Constitución Española”, asegura Fuentes.

La sonrisa de la princesa también ha llamado la atención de los profesionales de la comunicación.

“Sonríe al hablar, algo que no todas las personas hacen, y eso resulta más agradable a la vista”, indica Pérez. Una sonrisa, que, según Grau, “añadía simpatía y dulzura a la ya de por sí tierna presencia de la princesa en un acto público como ese”.

Los expertos coinciden: la princesa tuvo una postura en el atril adecuada, “completamente recta”. Sin embargo, fueron las miradas de Leonor al público uno de los recursos más alabados de la menor por los profesionales de la comunicación.

“Sabe que debe levantar la mirada cada cierto número de palabras, y lo hace”, puntualiza Pérez. Y es que “la comunicación visual de la propia princesa hacia al público fue correcta”, asegura Grau. “Leía y se preocupaba de levantar su mirada de vez en cuando y establecer contacto visual con el público lo más posible”, argumenta el profesor de oratoria.

Una intervención de ‘sobresaliente’

 “Si la princesa Leonor fuera una de mis alumnas en los cursos para adolescentes que suelo impartir, le daría un sobresaliente y le animaría a mostrar esa seguridad y esas formas tan adecuadas en su próxima intervención”, asegura Grau, profesor de oratoria.

Y es que el profesor revela que “Leonor supo asumir, combinar y poner en práctica bien las enseñanzas recibidas”.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?