España

Leonor y la difícil conquista de Cataluña

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía saludan a su llegada al teatro museo Dalí de Figueres, a 3 de julio de 2022, en Figueres, Girona
photo_camera La Princesa Leonor y la Infanta Sofía saludan a su llegada al teatro museo Dalí de Figueres, a 3 de julio de 2022, en Figueres, Girona

El 6 de mayo de 1809, un ejército francés de 18.000 hombrescapitaneado por el Mariscal Augereau puso sitio a la ciudad de Girona. El general Álvarez de Castro contaba con tan solo 5.600 hombres para defenderla. Los franceses montaron 40 baterías, que durante los siete meses del cerco dispararon 60.000 balas de cañón.

En agosto, las tropas francesas capturaron el castillo de Montjuic, pieza clave en la defensa de la ciudad. Álvarez ordenó construir barricadas y trincheras en el interior, prolongando la lucha otros cuatro meses. Mermados por la enfermedad y el hambre, el 10 de diciembre, Girona capituló. Se estima que murieron 10.000 personas, mientras que las pérdidas francesas fueron en torno a 15.000.

El sitio de Girona, junto con el de Zaragoza, constituye un heroico episodio en la guerra de los españoles contra los franceses de Napoleón Bonaparte.

Traigo a colación este recuerdo porque pienso que empezamos a asistir al fenómeno, bastante más pacífico, por supuesto, del intento de conquistar Girona por parte de la heredera del trono.

No es de ahora. La necesidad de ganarse a los catalanes estuvo clara en La Zarzuela desde el principio. Lo demostró don Juan Carlos cuando decidió que su primer viaje como rey sería a Barcelona. Y la primera visita de Felipe como príncipe tuvo lugar el 20 de abril de 1990. Intervino en el Parlament, pronunciando un discurso en catalán y castellano.  “Caminaré por esta tierra, sabiendo que lo hago por mi tierra”, dijo.

Felipe siguió yendo a Cataluña durante años, aprovechando todo tipo de circunstancias, hasta el punto de viajar diez o doce veces al año, con el objetivo de convertirle en una persona habitual allí, casi “un catalán más”.

En 2009, durante un acto de la Fundación Príncipe de Girona al que asistían un centenar de jóvenes emprendedores, Letizia habló en catalán. Uno le comentó, con sarcasmo, que le debía de haber sido muy fácil, porque tendría un montón de profesores de catalán, a lo que ella contestó: “¡Lo he aprendido en los camping! Cuando mi hermana estudiaba Económicas en Barcelona, en verano nos recorríamos en auto-stop todos los campings que hay entre Blanes y Cadaqués, ¡la mejor escuela de idiomas!”.

El primer viaje de Felipe VI como rey fue a Girona, el 26 de junio de 2014. Y en el primer año de mandato realizó diez desplazamientos a Cataluña, la comunidad más visitada.

La princesa Leonor, 16 años, realizó este domingo su primera visita a Girona, uno de los enclaves más independentistas de Cataluña, donde, junto con su hermana Sofía, visitó en Figueras el Museo Dalí.

Ocho años después de la proclamación de Felipe VI, y cinco de la declaración como persona non grata por el ayuntamiento, la Corona se hacía presente en Girona, sede de uno de los títulos de los herederos del trono y de la Fundación que lleva su nombre.

Esa visita sirvió para que muchos vecinos se atrevieran a colgar enseñas nacionales en sus balcones. El constitucionalismo celebró el hecho, diciendo: “Reconforta que la Casa Real esté en Cataluña”, a la vez que los manifestantes contrarios enarbolaban pancartas de “Cataluña no tiene rey”. Miembros de Concordia Real exhibieron otra en la que se leía "El futuro es Leonor".

Al día siguiente, Leonor protagonizó, en Barcelona y no en Girona, la entrega de los premios que llevan su nombre. Hablando en nombre de los de su generación dijo: “Los tiempos que vivimos son exigentes, no solo por la pandemia que hemos sufrido y que ha causado tanto dolor. También por acontecimientos terribles como la guerra en Ucrania, que sigue generando destrucción e incertidumbre y que ha quitado los proyectos y las ilusiones de muchos jóvenes; su situación es devastadora”.

Va ser difícil la conquista de Girona, lo mismo que con el conjunto de Cataluña. Pero es algo que Leonor no puede dejar de intentar.

editor@elconfidencialdigital.com

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?