España

Leonor calca en Barcelona su primer discurso en Oviedo

En una intervención más corta que la de los Premios Princesa de Asturias, repite que lleva Cataluña, en vez de Asturias, en su corazón y que los reyes le han hablado de esta comunidad desde pequeña

Felipe VI felicita a la princesa Leonor en los Premios Princesa de Girona.
photo_cameraFelipe VI felicita a la princesa Leonor en los Premios Princesa de Girona.

“Gràcies pel vostre compromís amb els joves i amb una terra, Catalunya, que sempre ocuparà un lloc especial en el meu cor”: dos semanas después de pronunciar su primer discurso público, en la entrega de los Premios Princesa de Asturias, Leonor de Borbón y Ortiz tomó la palabra en Barcelona con un esquema muy similar a esa primera intervención.

Aquel día en el Teatro Campoamor de Oviedo la heredera de la Corona pronunció un discurso de 416 palabras, principalmente en español pero también en inglés.

Este lunes 4 de noviembre, con el Palau de Congresos de Barcelona protegido por antidisturbios de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Nacional frente al acoso de cientos de independentistas radicales, Leonor se estrenó en un acto público en Cataluña.

Lo hizo, como en Asturias, con la otra fundación que lleva como nombre su título histórico como heredera de la Corona.

El discurso fue algo más corto, de 327 palabras. Pero ambos fueron muy similares en su estructura y mensajes.

Tanto en Oviedo como en Barcelona, la princesa comenzó destacando la importancia del acto y lo que suponía para ella como estreno. También tuvo palabras, sobre todo, para poner en relieve lo que los premios de las fundaciones pretenden distinguir, y la labor social que realizan.

Pero, sobre todo, Leonor repitió dos mensajes más vinculados a su papel como futura reina y su vinculación a dos territorios de España. En Oviedo dijo que “en mi casa, las palabras España y Asturias siempre están unidas con la misma fuerza con que las ha unido la historia. Así lo siento en mi corazón”, y que era un día que llevaría “siempre en lo más profundo de mi corazón”.

Pues bien, dos semanas después en Barcelona la princesa se despidió con esa frase emotivo de que Cataluña siempre ocupará un lugar especial en su corazón.

Antes, en ambos discurso, Leonor había asegurado que sus padres, los reyes Felipe y Letizia, llevaban años hablándole a ella y a su hermana Sofía de esas tierras:

-- “Des de ben petites, a la meva germana, la infanta Sofia, i a mi, els nostres pares ens han parlat de Girona i de Catalunya siempre amb veritable afecte. Gràcies a ells, sabem moltes coses de la història i la cultura catalanes”.

-- “Mis padres siempre nos han hablado a mi hermana, la Infanta Sofía, y a mí de Asturias, de su cultura, historia y tradiciones. También de su naturaleza. Pero, sobre todo, nos han enseñado a querer y a admirar a los asturianos”.

El catalán de Leonor

La novedad del discurso en Barcelona fue que por primera vez se escuchó a la princesa Leonor hablar en una de las lenguas españoles cooficiales, distintas del castellano.

Más de la mitad de su discurso en la entrega de los Premios Princesa de Girona la pronunció en catalán, con un acento que resultó muy elogiado por catalanoparlantes.

Ovación y gestos de cariño

Después de su “Per molts anys. Moltes gràcies”, el público del Palacio de Congresos prorrumpió en una ovación cerrada, similar a la del Teatro Campoamor en Oviedo. Pese a ser ya el segundo, y no el primer discurso, en esta ocasión se notó casi tanto o más emocionada a Leonor.

Personas allí presentes vieron a la princesa “en shock”, conmocionada por el largo aplauso que le dedicó el auditorio. Leonor sonrió nerviosa ante el aplauso, y Felipe VI, que se mantuvo muy cerca del atril mientras hablaba su hija, se acercó a acariciarla y felicitarla.

También la reina Letizia se mostró muy cariñosa cuando Leonor se sentó en su asiento. El formato del acto fue distinto al de Oviedo, por lo que no hubo abrazos, pero la reina también cogió de las manos a su hija y habló con ella tras el discurso.

Impiden pasar a los invitados a los premios

Fuera del palacio, los Comités de Defensa de la República impidieron el paso de algunos de los asistentes a los Premios Princesa de Girona tal y como se aprecia en el vídeo que ha compartido en redes sociales Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

Los manifestantes abuchearon y empujaron a los invitados de Felipe VI a dicho acto. Varias personas optaron por no acudir a los premios y dieron media vuelta ante el bloqueo de los independentistas catalanes.

Fue Josep Bou, el líder del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, quien protagonizó uno de los momentos de máxima tensión del día cuando se encaró a varios independentistas que no le permitían acceder al Palacio de Congresos.

Bou reclamó su ‘derecho’ a acudir a dicha entrega de premios al borde de las lágrimas. El popular aseguró al programa Más Vale Tarde que le habían escupido y agredido.

“¿Cómo va a provocar un catalán en Barcelona? La provocación existe aquí, con supremacistas que se creen que solo son catalanes ellos”, aseguró Bou al programa de La Sexta.

Los manifestantes acudieron a los alrededores del Palacio de los Congresos de Barcelona con cacerolas y con pitos. A las 4 de la tarde, ya podía verse cómo iban llegando pequeños grupos de catalanes independentistas portando banderas de la estelada. En torno a las seis de la tarde, la concentración de personas ya era notable.

Para mantener el orden, los agentes se divieron y conformaron dos controles diferentes. Los antidisturbios de la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos d’Esquadra organizaron un cordón policial para cortar la Avenida Diagonal.

Además, la Policía Nacional se situó en los alrededores del edificio, conformando así, una segunda línea de agentes.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes