España

Juan Carlos I se desvincula de la mediación con Piqué y Rubiales para llevar la Supercopa a Arabia Saudí

Ha asegurado que el futbolista contactó con él para verle, pero le respondió que no se encontraba en ese momento en el país

Luis Rubiales y Gerard Piqué.
photo_camera Luis Rubiales y Gerard Piqué.

Don Juan Carlos ha desmentido que intercediese para llevar la Supercopa de España a Arabia Saudí. Sin embargo, ha asegurado que Gerard Piqué contacto con él para verle, pero le respondió amablemente que no se encontraba en ese momento en el país.

El rey emérito se ha puesto en contacto con Susanna Griso durante la emisión en directo de Espejo Público en Antena 3. "Susanna desmiéntelo categóricamente. Me puso Piqué un WhatsApp para verme, pues venía a Abu Dabi a presentar su Copa David y le dije muy amablemente que no estaría aquí, pero de lo otro nunca", señalaba el mensaje de Whatsapp.

La reacción se produce después de conocerse que Piqué y Luis Rubiales pactaron recurrir a Juan Carlos I para que mediara con el régimen saudí para asegurar el traslado de la Supercopa de España a Arabia.

El futbolista y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) quisieron aprovechar la buena relación que el emérito mantiene con varios altos cargos del país para así vender la tercera gran competición del fútbol español y así hacerse con comisiones multimillonarias para ambos.

Esta es la segunda entrega de las ‘Supercopa Files’, informaciones desveladas en exclusiva por El Confidencial y que revelan cómo el segundo capitán del F.C. Barcelona y el mandatario de la RFEF mantuvieron negociaciones en secreto (algunas veces incluso en los vestuarios del club catalán en los partidos) para lograr un cambio de sede al extranjero.

Esta decisión incluía la mediación de la empresa de Piqué, Kosmos Holding, que se haría con 24 millones de euros en seis temporadas y una cuantiosa subida de sueldo para Rubiales, cuyos emolumentos son siempre variables y dependen de los ingresos de la Federación.

El primero en plantear la posibilidad de recurrir al emérito provino del defensa culé, que planteó que la buena relación que mantiene Juan Carlos I "con la gente de allí, con los reyes o quien sea de los saudíes". "Porque podemos entrar fácil. Yo sé que es… Tú, supongo que también puedes entrar… Pero creo que el Rey aquí nos podría ayudar seguro. El emérito, ¡eh!", le aclaró Piqué.

Esta posibilidad no terminó de convencer a Rubiales, que señaló que de tomar este camino, el nombre del defensa saldría a la luz, algo que podía provocar un conflicto de intereses al suponer una operación económica directa entre la Federación (que escoge a los árbitros, sortea los partidos y rige sobre el fútbol español) y un jugador de la misma. Para eludir esta posible acusación, Piqué pedía tranquilidad y planteaba su alternativa: "Rubi, hagámoslo distinto. Yo… No, no… No me estáis, no me estáis pagando… Kosmos, en ningún momento. Nosotros no trabajamos para vosotros, trabajamos para los saudíes. Entonces… Desde los saudíes queremos acercarnos al Rey y lo hacemos nosotros".

Finalmente, el presidente cedió a la tentación del segundo capitán culé y le encomendó la misión de acercarse al padre del actual monarca, algo que choca con las ideas defendidas durante años por el defensa, quien mostró su apoyo al referéndum independentista de 2017 a pesar de haberse declarado en repetidas ocasiones contrario al secesionismo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes