España

Juan Carlos I reaparece apoyando los toros en Euskadi

Lo ha hecho junto a su hija, la infanta Elena. El rey emérito intenta siempre estar presente en la Semana Grande de San Sebastián para reforzar la fiesta taurina en el País Vasco

Don Juan Carlos, su hija Elena y sus nietos, Froilán y Victoria Federica en los toros.
photo_cameraDon Juan Carlos, su hija Elena y sus nietos, Froilán y Victoria Federica en los toros.

El rey emérito ha reaparecido en la Semana Grande de San Sebastián tras ausentarse en la Copa del  Rey de Vela, así como en la investidura del nuevo presidente de Colombia. Don Juan Carlos ha estado recuperándose de una supuesta lesión de muñeca que le ha dejado indispuesto estas semanas.

El padre de Felipe VI ha asistido a la plaza de toros de San Sebastián junto a su hija, la infanta Elena, para presenciar una de las mayores corridas del año y a la que el emérito intenta siempre ir.

En unas declaraciones que ha hecho desde detrás de la barrera, don Juan Carlos ha explicado que le encanta ir "donde haya buenas corridas, buenos toreros y estar detrás de la fiesta de toros. Hay que potenciarla y estamos todos detrás de ella".

Asimismo, el rey emérito ha señalado que de vez en cuando sigue los toros también por la televisión. Ha asegurado, además, que le gusta estar en San Sebastián, ya que estudió allí durante cuatro años (1950-1954) en el Palacio de Miramar y es una ciudad que "admira mucho".

El rey emérito siente la necesidad de apoyar la fiesta nacional

A Juan Carlos I le gusta acudir a toda fiesta nacional que tenga lugar en cualquier ciudad de España. Es un aficionado a los toros y así lo demuestra en cada corrida que se presenta.

El rey emérito no falta ningún verano a la Semana Grande de San Sebastián, como tampoco lo hace a las fiestas de Bilbao que tiene lugar a finales de este mismo mes. A don Juan Carlos le gusta acudir al País Vasco a las corridas que tienen lugar en estas fiestas, sobre todo por ese "odio" generado ya no hacia los toros, si no a España.

Y es que en Euskadi no gustan demasiado los toros. No porque la gente sea antitaurina, sino por no sentirse españoles. Así lleva siendo desde hace muchos años y es uno de los principales motivos por los que don Juan Carlos intenta siempre estar presente en estas corridas. No quiere que desaparezcan y siente la necesidad de apoyar y potenciar la fiesta nacional.  

La ausencia de Froilán y Victoria Federica

La infanta Elena, otra gran aficionada a los toros, ha querido acompañar a su padre a este evento en tierra vascas. Es habitual que sus hijos, Froilán y Victoria Federica, acompañen tanto a su madre como a su abuelo a las corridas siempre que pueden. De hecho, el año pasado acudieron los cuatro a la Semana Grande de San Sebastián, pero esta vez ambos han sido los grandes ausentes de la plaza.

Y es que este verano Froilán y Victoria Federica van totalmente a su aire. Ni siquiera se han dejado ver por Palma de Mallorca junto al resto de la Familia Real. El hijo mayor de la infanta Elena aterrizó en Marbella este miércoles y Victoria Federica se desplazó desde Sotogrande para reunirse con su hermano. Ambos tenían ese mismo día una cita para ver en concierto a unos de sus grupos favoritos: Taburete. Liderado por Willy Bárcenas, el grupo tocó el 15 de agosto en la gala marbellí Starlite.

De momento, Froilán tiene pensado quedarse por el sur de España acompañado de varios amigos. Victoria Federica, por su parte, que lleva varios días en Sotogrande, coincidirá con su madre en la clausura del torneo de polo del Santa María Polo Club, a finales de este mes. Un evento al que suele ir siempre con su madre y su abuelo don Juan Carlos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?