España

Las infantas se vacunaron gracias al pacto que Emiratos Árabes Unidos ofrece a personalidades para fomentar el turismo

Emiratos Árabes Unidos ofrece las vacunas de Pfizer en Dubai y las de Sinopharm en Abu Dabi a cambio de garantizar la presencia de estas élites en el país

Elena y Cristina en el funeral de Pilar de Borbón
photo_camera Elena y Cristina en el funeral de Pilar de Borbón

“Tanto mi hermana como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos”. Es un extracto del comunicado que las infantas Elena y Cristina de Borbón enviaron ayer a algunos medios de comunicación para justificar su vacunación en el extranjero, sin respetar el criterio establecido por las autoridades sanitarias españolas y tras utilizar un equipo de tres escoltas con un coste total de 33.000 para desplazarse durante una semana por la federación del golfo pérsico.

El mensaje confirma las informaciones que el medio británico The Guardian publicó el pasado mes de febrero, que apuntaban a que Emiratos Árabes Unidos estaba interesado en vacunar a personas con un alto nivel adquisitivo o con influencias. Todo ello a cambio de garantizarse tanto el pago de la inoculación como su presencia y gasto en la región. Estas informaciones contrastan con las declaraciones que la embajada de EAU ha realizado hoy ante La Sexta, en las que aseguran que que viajar al país y pagar como extranjero para recibir la inyección contra la COVID-19 es ilegal.

Las infantas apuntan en el comunicado hecho público ayer que se vacunaron en Abu Dabi, uno de los ocho emiratos donde reside Juan Carlos I. Esto apuntaría a que han recibido la vacuna de Sinopharm, la compañía china que distribuye a esta región y cuya tercera fase se testa allí, in situ. Otros emiratos, como el de Dubai, cuentan con viales de Sputnik -la vacuna rusa- o las occidentales AstraZeneca y Pfizer. Ni la Casa Real ni las autoridades emiratíes han confirmado la vacuna que se les ha administrado a los tres familiares del jefe del Estado, Felipe VI.

El reportaje publicado por The Guardian remitía a un club de élite londinense llamado Knightsbridge Circle, cuyo portavoz aseguró que habían alcanzado un acuerdo con los EAU para conseguir turistas en la zona. “La vacuna de Sinopharm se les ofrece a dichos turistas”, declararon las fuentes del club.

Los efectos de la vacuna china

La escasa transparencia del gobierno y los laboratorios chinos dificultan conocer los potenciales efectos secundarios de Sinopharm, que aún no ha recibido el visto bueno de la Agencia del Medicamento Europeo, los reguladores estadounidenses o la Organización. La tercera fase de testeo entre grandes grupos de seres humanos se prueba directamente con los ciudadanos de Abu Dabi y otros estados como Perú donde se suministra la vacuna. Este es caso del propio Juan Carlos I y de sus dos hijas, como se ha confirmado en las últimas horas.

Es por ello por lo que se desconocen los posibles efectos secundarios que puede acarrear la vacuna, que al término de su segunda fase contaba con una tasa de eficacia del 79%, diez puntos por debajo de otras vacunas que sí se suministran en occidente o Dubai, el emirato vecino. Algunos medios como El Español apuntan a que Don Juan Carlos se vio afectado por una reacción posterior a la vacunación que habría provocado el traslado de sus dos hijas al emirato, donde ambas acabaron inoculándose el fármaco chino

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes