España

Iñaki Urdangarín dejará la cárcel de Brieva para ingresar en un Centro de Reinserción Social

Disfrutará de un régimen de semilibertad en una institución de Alcalá de Henares

Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio del ‘Caso Nóos’.
photo_camera Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón llegan al juicio del ‘Caso Nóos’.

Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina acaban de recibir su regalo de Reyes Magos por adelantado y terminan 2020 de la mejor manera posible. Y es que el ex duque de Palma dejará próximamente la prisión de Brieva y disfrutará de un régimen de semilibertad en un centro de reinserción social en Alcalá de Henares. Además, el yerno de don Juan Carlos podrá dormir un fin de semana al mes en casa.

Después de que la Audiencia de Palma tumbase la posibilidad de un tercer grado penitenciario en varias ocasiones, Urdangarín ha conseguido por fin acariciar la ansiada libertad cuando acaba de cumplir dos años y medio en prisión, casi la mitad de la pena a la que fue condenado por el caso Noos, cinco años y diez meses de cárcel.

El resto de la condena la cumplirá en un centro de reinserción social, donde tendrá que someterse a un programa específico para presos por delitos de tipo económico. Además, Urdangarín continuará con su trabajo de voluntario en el Hogar Don Orione, donde pasará a desarrollar su labor de lunes a viernes, cuando hasta ahora asistía sólo tres días a la semana. Tendrá que volver al centro a pernoctar cada noche, y podrá disfrutar de un fin de semana de libertad al mes. Por último, tendrá que reunirse con víctimas de corrupción.

Así lo ha propuesto la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para flexibilizar la condena del exmarido de la Infanta Cristina, incluyendo al vitoriano en un programa de reinserción para condenados por delitos económicos. Es decir, que Urdangarín mantendrá el segundo grado penitenciario - no el tercero, que supondría disfrutar de 48 días de permiso al año - pero aplicándole el artículo 100.2 del reglamento penitenciario, flexibilizando su condena pero sin progresar de grado. Si el cuñado de Felipe VI se somete a este programa de rehabilitación para presos condenados por corrupción, podrá disfrutar de un fin de semana en casa al mes.

El fin de este programa que se aplicará a Urdangarín - PIDECO, que Instituciones Penitenciarias impulsó el pasado mes de noviembre - es su reeducación en aquellos factores personales que favorecieron la comisión del delito, además de proporcionarle las herramientas para enfoca su vida en libertad con una actitud pro social.

Ahora queda por saber si el marido de la Infanta Cristina acepta esta oferta y cambia la prisión de Brieva por el Centro de Reinserción Social de Alcalá de Henares para cumplir, en un programa especial para corruptos, el resto de su condena. En el caso de que Urdangarín decline la oferta de Instituciones Penitenciarias, continuaría en la prisión de Brieva y en las mismas circunstancias que ha tenido hasta ahora.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable