España

La Guardia Real encarga un busto del rey Felipe VI para sustituir una estatua de Juan Carlos I

La escultura de bronce ha sido realizada por Alberto Gómez Ascaso

El rey Felipe VI visita la Guardia Real
photo_camera El rey Felipe VI vestido con el uniforme de la Guardia Real

La Guardia Real ha decidido modificar la decoración de sus instalaciones. A pesar de que el rey Juan Carlos I abdicó a favor de su hijo en 2014, en el edificio principal todavía estaba colocada una estatua del emérito. Para cambiarlo, la Guardia Real ha organizado un concurso público para crear una escultura del rey Felipe VI.

En el concurso han participado tres candidatos, entre los que se encuentra el escultor Alberto Gómez Ascaso, quien finalmente ha sido el encargado de realizar el busto. Según ha podido saber Monarquía Confidencial, en este proyecto se empezó a trabajar en torno a febrero, pero no ha sido hasta final de año cuando se ha inaugurado la nueva estatua.

Se trata de una escultura de bronce, en forma de busto, en la que el rey Felipe VI aparece vestido con el uniforme de la Guardia Real, con su botonadura, emblemas y boina. Esta ha sido una de las mayores complicaciones que ha habido a la hora de realizar la estatua, según comentan las fuentes consultadas. Asimismo, este era uno de los asuntos de “mayor importancia” para la Guardia Real.

Para ello, el escultor ha tenido que realizar un largo proceso de documentación mediante fotografías, informes, archivos, etc. “Este proceso es muy interesante, muy importante y entraña una gran responsabilidad” comenta el escultor. “Hay veces en las que hay muy poca documentación disponible, y eso es un problema. Pero, obviamente, en esta ocasión sí había mucha información accesible”. Además, la propia Guardia Real se ha encargado de hacer llegar diferentes archivos con los que facilitar el proceso.

El busto, que pesa alrededor de 50Kg y mide 75cm de alto se ha situado en la misma ubicación donde antes estaba la estatua del rey Juan Carlos I. “La idea era esa, sustituir una por otra”, comentan fuentes consultadas, que explican que “el busto del emérito ha sido trasladado a la Sala Histórica de la Guardia Real”. Según ha podido saber Monarquía Confidencial, la nueva escultura de Felipe VI está situada sobre un pedestal cilíndrico de mármol colocado en el primer rellano de la escalera principal, por lo que “toda persona que pasa por ahí, es lo primero que ve”.

El escultor afirma que antes de comenzar a esculpir la figura preguntó dónde iría colocada, porque “la distribución del espacio, la amplitud de la sala y la luz que hay en el lugar” son claves a tener en cuenta a la hora de realizar un tipo de escultura u otra. No obstante, reconoce que aunque su busto ha servido para sustituir la estatua del emérito, realizada por Víctor Ochoa, “no tienen nada que ver una y otra” porque no comparten el mismo estilo artístico.

En total, el busto de Felipe VI ha tardado tres meses en realizarse y ha contado con un presupuesto cercano a los 6.000 euros. Primero se moldea la pieza en barro, luego en escayola, después se hace un molde de silicona y se rellena de cera. Una vez en el horno, a una temperatura en torno a 1.350 grados, la cera se funde y termina desapareciendo. Por último, el bronce fundido ocupa el hueco que ha dejado la cera.

Durante el proceso, la Guardia Real y el escultor han estado en contacto para comentar el proceso. Así, el artista ha enviado algunas fotos a los responsables para que pudieran observar qué tal estaba quedando la pieza, aunque reconoce que “lo que se aprecia en una fotografía no es la fiel realidad y puede llevar a engaño”. No obstante, Gómez Ascaso reconoce que contó con la “plena confianza” de los guardias reales en todo momento.

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, los responsables de la Guardia Real han quedado “muy contentos” y según comentan, al rey Felipe VI “también le ha gustado la escultura”. Gómez Ascaso asegura que está “satisfecho” con el resultado y “está contento” de cómo ha quedado. También reconoce que aunque no ha estado en contacto directo con el rey, sí le “hubiera gustado” conocerle.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes