España

La Guardia Real conmemora a San Juan Bautista, patrón del cuerpo

Las medidas sanitarias han marcado a jornada, con parada matutina, formación reducida y mucho espacio entre concurrentes

Celebración de San Juan
photo_cameraCelebración de San Juan

Con la operación Balmis recién clausurada y con los rigores del prudente retorno a la normalidad ha llegado la conmemoración de San Juan Bautista, patrón de la Guardia Real.

Las medidas de seguridad sanitaria marcaron una jornada que ha resultado muy distinta a la que suele ser habitual: parada matutina, formación reducida y mucho espacio entre los concurrentes.

El acto tuvo lugar en la plaza de armas Reina Sofía y que fue presidido por el almirante jefe del Cuarto Militar de la Casa del rey, Juan Ruiz Casas. Durante el evento también se rindió homenaje a los compañeros recientemente fallecidos y brindar una despedida especial al suboficial mayor Pedro Trejo Cabanzón, que ha pasado durante estos días a la reserva, después de una vida entera entregada a las Fuerzas Armadas.

Los actos comenzaron con la llegada del almirante, quien recibió honores militares y pasó revista a una formación adaptada a las exigencias facultativas. Enseguida llegó el turno del suboficial mayor Trejo. Causó entre los presentes mucha emoción el contemplar cómo su beso a la bandera que cerraba una etapa de su vida que comenzó en 1980.

Las intervenciones

En sus  palabras de despedida, Pedro Trejo tuvo un sentido recuerdo para las generaciones anteriores, para todas las unidades de la Guardia Real, para el cabo de infantería de marina José Luis López Martínez, caído en valeroso acto de servicio en 1982.

Por último, también quiso acordarse de todos los compañeros que se han bregado en Balmis: “Como soldado, sé que hemos cumplido con lo que se nos ha ordenado, con lo que se nos ha permitido hacer, trabajando, codo con codo, con nuestros hermanos del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire y de la Unidad Militar de Emergencias”.

Por su parte, el coronel jefe de la unidad, Juan Manuel Salom Herrera, que hizo detallada mención de las particulares circunstancias en las que rendían tributo al patrón, quiso finalizar su alocución trasladando a los presentes la sentida felicitación del rey en la que añadía: “En este difícil periodo de nuestra historia habéis demostrado con profesionalidad y abnegación, vuestro firme compromiso con la sociedad española, además de vuestra entrega y lealtad en la labor diaria, por lo que deseo transmitiros mi orgullo y enorme gratitud”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?