España

El Grupo de Honores de la Guardia Real se adiestra en procedimientos de combate convencional

Los militares que protegen al rey realizaron ejercicios tácticos

Inicio de asalto a un objetivo durante el ejercicio de adiestramiento
photo_camera Inicio de asalto a un objetivo durante el ejercicio de adiestramiento

Durante la segunda semana de marzo, el Grupo de Honores de la Guardia Real se desplazó al campo de maniobras y tiro Álvarez de Sotomayor para llevar a cabo un ejercicio táctico. 

El objetivo era practicar la instrucción de tiro y el adiestramiento en procedimientos de combate y seguridad militar. Hasta la localidad almeriense de Viator se desplazaron la Plana Mayor de Mando de la unidad, la compañía de infantería Monteros de Espinosa, del Ejército de Tierra; la compañía de infantería de marina Mar Océano, de la Armada; y la escuadrilla de seguridad y defensa Plus Ultra, del Ejército del Aire.

El programa de instrucción de tiro contemplaba ejercicios tanto de armas individuales (fusil, pistola y ametralladora ligera) como colectivas (ametralladora media y morteros de 60/81 mm). También se llevó a cabo el disparo con el sistema de armas contracarro C-90, así como el lanzamiento de granadas de mano y fusil. Cabe destacar que la versatilidad de las instalaciones que ofrece el campo de maniobras permitió todo tipo de ejercicios de tiro policial individual y por binomios.

Ejercicio de tiro con parapeto
Ejercicio de tiro con parapeto

Con respecto al adiestramiento táctico, se desarrollaron ejercicios de combate convencional con fuego real para la toma de objetivos y ejercicios de reacción rápida. Estos revisten una importancia capital, pues son de aplicación en la seguridad militar de los reales sitios. Para completar la instrucción de combate se ejecutaron ejercicios en zonas urbanizadas así como prácticas de establecimiento y relevo de un puesto de combate avanzado (COP, en sus siglas en inglés).

Entrenamientos y visitas culturales

El último día, y con la satisfacción de haber cumplido con creces todo el programa previsto, se organizó una visita cultural al museo de la Brigada Rey Alfonso XIII, II de la Legión, sito en la base Alvarez de Sotomayor. El evento permitió conocer la historia, misión y cometidos de esta singular y prestigiosa unidad de combate.

El balance final del ejercicio es muy positivo, pues ha permitido a los componentes del Grupo de Honores mejorar sus capacidades policiales y tácticas, y la destreza en el tiro, además de incrementar su iniciativa, el liderazgo y la capacidad para gestionar situaciones críticas. De igual modo, hay que destacar el trabajo llevado a cabo por la Plana Mayor de Mando del grupo en la gestión y coordinación de las operaciones y medios logísticos.

Una vez más los guardias reales del Grupo de Honores han hecho gala del mandato de profesionalidad de su ideario, pues el compañerismo, la camaradería y el trabajo en equipo que han demostrado las diferentes unidades son una muestra de la cohesión que debe imperar en Fuerzas Armadas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?