España

La primera visita de Felipe VI a Cataluña después de cinco meses, pendiente de Moncloa

Zarzuela aún no ha recibido la confirmación para que el rey visite junto a Pedro Sánchez la planta de Seat en Martorell

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el Rey Felipe VI a su llegada al acto con motivo del 40 aniversario del 23 de febrero de 1981 celebrado en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputado
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el Rey Felipe VI a su llegada al acto con motivo del 40 aniversario del 23 de febrero de 1981 celebrado en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso de los Diputados

Este próximo viernes Felipe VI y Pedro Sánchez regresan a Cataluña tras seis meses de ausencia por parte del monarca. Lo harán para visitar la fábrica de Seat en Martorell, localidad situada a unos 30 kilómetros al norte de Barcelona, según adelantaba esta semana El Periódico. Fuentes de Casa Real han explicado a Monarquía Confidencial que esperan el visto bueno de Moncloa para confirmar el evento, el cual no estaba previsto en la agenda de la monarquía. Solamente la Reina Letizia tenía previstos actos institucionales para el día 5. Los portavoces de Seat tampoco confirmaban ayer el acto institucional.

Un semestre supone todos un mundo en la política contemporánea española. Es el tiempo que ha transcurrido desde la última vez que Felipe VI y Pedro Sánchez protagonizaron un acto conjunto en Cataluña. Por aquel entonces, la conversación política giraba en torno a la cancelación de la visita del Jefe del Estado en la toma de posesión de los nuevos jueces y fiscales, en su sexagésimo novena promoción. Semana y media después, Zarzuela y Moncloa zanjaban la polémica con una visita del rey y el presidente del Gobierno a la Barcelona New Economy Week. Entre medias, tensión en el Ejecutivo y en el Legislativo por la futura aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y unas inminentes elecciones en Cataluña.

La contestación social que recibió entonces la visita de Felipe VI fue bastante menor a lo esperado en la región catalana, donde siete de cada diez ciudadanos son partidarios de una república parlamentaria. Queda por ver si la visita del viernes se verá influida por los disturbios sociales que se producen en Barcelona desde hace medio mes. Lo que comenzó como una cadena de protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél en todo el Estado han desembocado en simples disturbios en las calles centrales de la capital catalana. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?