España

Felipe VI acorta sus vacaciones en Palma con España sin Gobierno: sólo saldrá a navegar tres días

Ha retrasado su llegada a Marivent, donde se instalará como pronto el miércoles. Los reyes afrontan dos jornadas de trabajo en Madrid

Felipe VI, en una regata en Mallorca.
photo_cameraFelipe VI, en una regata en Mallorca.

Del 27 de julio al 4 de agosto se disputa en aguas de Palma de Mallorca la Copa del Rey de Vela, una de las principales regatas de cruceros del Mediterráneo, cita obligada de las competiciones de vela. Dado el nombre del trofeo, hasta ahora siempre había estado presente Juan Carlos I, y lo mismo venía haciendo el actual monarca.

Pero la competición de este año se desarrolla en fechas complicadas para Felipe VI, al coincidir con un momento político difícil en España, con el país todavía sin Gobierno y tras la investidura fallida de Pedro Sánchez.

No obstante, el rey no quiere dejar de acudir al Real Club Náutico de Palma para embarcar en el velero Aifos de la Armada, y competir en las últimas jornadas de la 38ª Copa del Rey Mapfre de Vela, en aguas de la bahía de la capital mallorquina.

Zarzuela no quiere correr ningún riesgo

El bloqueo político coincide justamente con la celebración de las regatas en la bahía de Palma. Una presencia del rey en ese evento, cuando todavía el país no ha resuelto el problema político, resulta difícil de explicar a efectos de opinión pública.

Según ha podido saber Monarquía Confidencial, la intención de Felipe VI es navegar, al menos, los tres últimos días de regatas y asistir a la entrega de trofeos.

Un escenario que en Zarzuela se tenía muy en cuenta desde hacía semanas. Como ya ocurriera con Mariano Rajoy en 2016, el rey ha dado tiempo a Pedro Sánchez para conseguir apoyos a su investidura. El monarca podrá aprovechar la apertura de ese periodo de reflexión para cumplir con sus compromisos veraniegos en Palma.

Pese a ello, la presencia en las regatas durante una semana se considera un escenario arriesgado, porque volvería a manejarse un argumento peligroso: el país sin Gobierno y el rey navegando.

El rey, obligado a retrasar sus vacaciones

Hay que recordar que este pasado fin de semana arrancaban, oficialmente, las vacaciones de verano el rey Felipe VI, que pondría rumbo a Mallorca donde protagonizaría el tradicional posado de verano junto a la reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Sin embargo, su viaje ha tenido que ser pospuesto. Será previsiblemente el miércoles o el jueves cuando el rey se reúna con su familia para disfrutar de sus vacaciones.

El motivo de este cambio en su agenda ha sido, además de la situación política española actual, el repentino fallecimiento del presidente de Túnez, Beji Caïd Essebsi. Por este mismo motivo el rey viajó a Túnez, donde el sábado comenzaron las exequias fúnebres en el Palacio Presidencial de Cartago.

Dos jornadas de trabajo en Zarzuela

Además, tal y cómo apunta la agenda de la Casa del Rey, prevista para los próximos días, tras su viaje a Túnez, el monarca tendrá este lunes dos audiencias en el Palacio de La Zarzuela.

Una en la que recibirá a Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, y poco después se verá con Juan Jesús Vivas Lara, presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta.

El martes, junto a la reina, Felipe VI se encontrará con las Selecciones Nacionales Femenina y Masculina de Waterpolo.

Después continuará con la audiencia a Adrián Barbón, presidente del Principado de Asturias mientras doña Letizia visitará las Salas “María Moliner” y “Larra” de la Biblioteca Nacional de España.

Sólo salió a navegar una vez en 2016

En el año 2016, con España también sin Gobierno, el rey sólo acudió al Real Club Náutico de Palma para competir en la última jornada de la Copa del Rey Mapfre de Vela.

Aprovechó su presencia para “conversar de manera distendida” con navegantes y familiares de regatistas en la cafetería antes de acercarse al pantalán donde permanecía atracado el Aifos. También tuvo tiempo para charlar con la decena de tripulantes de esta embarcación, encabezados por el almirante Jaime Rodríguez Toubes, en la cubierta del velero.

Según explicaron entonces a Monarquía Confidencial fuentes conocedoras de las conversaciones que mantuvo el rey, Felipe VI les explicó las razones de su escasa participación ese año en la competición: “Estoy teniendo una agenda muy complicada”, les confesó.

Al parecer, la intención del monarca era navegar, al menos, los tres últimos días de regatas. Pero su viaje a Madrid para despachar con Rajoy en Zarzuela, del que regresó a Palma al día siguiente, y el fuerte viento de la penúltima jornada, le obligaron a reducir su presencia en el torneo únicamente al último día.

“Por lo menos, me he podido quitar el mono”, les comentó entonces entre risas a los miembros de la tripulación con los que departió.

Además, no perdió de vista otra circunstancia, una vez que sus compañeros lamentaron que no hubiera podido salir a navegar más días con ellos: “España sin Gobierno y yo regateando. No, gracias”, confesó. El esquema de este año será similar.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes