España

Felipe VI no se levantó cuando Gustavo Petro exhibió sin avisar la espada de Simón Bolívar

El nuevo presidente de Colombia hace desfilar en su investidura el símbolo de su guerrilla contra el imperialismo español

Tras una interrupción de media hora de la ceremonia, un grupo de militares desfilaron portando la espada. Según se puede comprobar en vídeos que circulan a través de redes sociales, Felipe VI permanece en este momento sentado, sin aplaudir el paso de la espada. Un gesto que ha sido entendido como una "grave falta de respeto" al pueblo colombiano, a ojos de la formación de Unidas Podemos.

"Menuda falta de respeto. Luego que por qué gusta tanto este rey a los ultraderechistas de Vox", ha lanzado el portavoz morado en el Congreso, Pablo Echenique. Un mensaje prácticamente idéntico al publicado en redes sociales por el ex líder del partido y ex vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias: "Felipe VI no representaba hoy a la a la Casa de Borbón; representaba a España. Eso hace aún más grave la falta de respeto a un símbolo de la libertad de América Latina".

De hecho, Podemos ha instado al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, a que aclare el gesto del rey: "Según la Constitución Española, el rey no puede hacer lo que le dé la gana. Sus actos han de ser refrendados por el Gobierno", ha escrito Echenique. "Por eso, vamos a preguntar al Ministro de Exteriores si el acto irrespetuoso de Felipe VI en Colombia fue refrendado o no".

El que fuera también fundador de Podemos ha aprovechado el gesto de Felipe VI para reivindicar un horizonte republicano en España: "Ojalá pronto a España la represente una presidenta o un presidente de la República votado por los ciudadanos".

Críticas en Colombia

El rey Felipe VI fue el único Jefe de Estado iberoamericano que no se levantó al paso de la espada de Simón Bolívar, actitud que criticaron representantes de la extrema izquierda a ambos lados del Atlántico. Ocurrió durante la toma de posesión del Presidente Gustavo Petro el domingo pasado, en la plaza de Bogotá que lleva el nombre del Libertador.

A pesar de la negativa de Duque, para Petro, era de rigor exhibir el arma usada por Bolívar. Por esa razón, en cuanto juró el cargo, emitió su primera y controvertida orden: "Le ordeno a la Casa Militar que traiga la espada de Bolívar". Para el ex guerrillero del M-19 se trataba de una cuestión de honor. Su banda armada la robó el 17 de enero de 1974 de la Quinta de Bolívar, un golpe audaz en aquél momento. La devolvieron en 1991, después de firmar el acuerdo de paz.

El deseo del líder del Pacto Histórico supuso que interrumpieran durante cerca de media hora los actos para dar tiempo a trasladarla desde Palacio de Nariño, situado a escasos pasos de la plaza, hasta la tarima donde aguardaba el Presidente y su familia.

En una urna y custodiada por la Guardia Presidencial, hizo el recorrido de manera solemne y al pasar ante los invitados especiales, latinoamericanos en su mayoría, se pusieron en pie con la excepción del monarca español.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable