España

Felipe VI finaliza su visita a Latinoamérica con vecinos de Puerto Rico pidiendo la reunificación con España

El rey ha viajado a la ciudad de San Juan Bautista con motivo del V Centenario de su fundación

Balcones con banderas de España y el Principado de Asturias.
photo_camera Balcones con banderas de España y el Principado de Asturias.

Felipe se ha trasladado a Puerto Rico del 24 al 26 de enero, acompañado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto y la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y Globales, Ángeles Moreno, con motivo de la celebración del V Centenario de la fundación de la ciudad de San Juan Bautista, que se conmemoró el pasado año.

Los vecinos y comerciantes expectantes ante la llegada de don Felipe, han dado sus muestras de cariño en forma de reivindicación. Muchos de los presentes han asegurado que “formar parte de España, y a la vez de la Unión Europea es sinónimo de prosperidad y oportunidades”. 

Por ello, decidieron decorar los balcones de sus viviendas y comercios en el viejo San Juan con banderas españolas y del Principado de Asturias. Un gesto que ha sorprendido a Felipe VI y que ha agradecido con una sonrisa y la mano en el pecho. 

Esta visita ha servido a ambos países para fortalecer nexos de unión, cuyo objetivo principal ha sido fomentar acuerdos comerciales y culturales entre España y la isla. 

Puertorriqueños pidiendo la reunificación.

España siempre con Puerto Rico

La colectividad española en Puerto Rico está en torno a las 8.000 personas, cuya mayoría llegaron hace décadas a esta isla. La última oleada de españoles a Puerto Rico se produjo desde Cuba en los años 60 -hace ochenta años-. Entre los perfiles mayoritarios figuran empresarios de larga trayectoria en la isla -algunas empresas ya están en su tercera y cuarta generación de españoles al mando-. 

También figura un colectivo de religiosos, sobre todo dedicados a la enseñanza y a los colectivos más desfavorecidos. Entre los lugares de procedencia, la mayoría de asturianos y gallegos se desplazaron a la costa mientras que los mallorquines vinieron al interior, atraídos por el cultivo del café.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes