España

El rey corteja a los jóvenes y se suma a la demanda de igualdad “real” entre hombres y mujeres

A diferencia del año pasado, Felipe VI no cita expresamente la situación en Cataluña. Destaca la necesidad de promover la convivencia fraguada hace 40 años en la Constitución frente al “rencor y el resentimiento”

Felipe VI con jóvenes emprendedores en la Cumbre Iberoamericana.
photo_cameraFelipe VI con jóvenes emprendedores en la Cumbre Iberoamericana.

Felipe VI ha alabado la convivencia en su discurso de Nochebuena. Según el rey, la convivencia ha sido “fundamento” de la “libertad y el progreso” vividos en España en los últimos 40 años. 

El rey ha comenzado su discurso de este 24 de diciembre de 2018 recordando temas de discursos pasados, como “la cohesión territorial, el paro o la educación”, así como la corrupción, el terrorismo o la violencia contra las mujeres que, según Felipe VI, “merece el empeño de toda la sociedad para erradicarla”. 

Sin embargo, este año el rey ha querido centrar su discurso en la convivencia. Para ello, Felipe VI ha recordado el 40 aniversario de la Constitución para puntualizar que este principio fue conseguido gracias a “la reconciliación y la concordia” entre los españoles y a la capacidad de “los líderes políticos, económicos y sociales” de definir “unas reglas comunes que garantizaran nuestra convivencia”.

Convivencia frágil, pero imprescindible

En su discurso, el rey ha definido la convivencia en “el respeto a las personas, a las ideas y a los derechos de los demás”. Por tanto, según Felipe VI, es “incompatible con el rencor y el resentimiento”, actitudes que “forman parte de nuestra peor historia”. 

El rey ha dicho que conseguir llevar a cabo esta convivencia implica cuidar “los profundos vínculos que unen” a los españoles, para superar “los grandes problemas” a través de “la unión ante los desafíos”. 

Según Felipe VI, la convivencia “exige el  respeto a  nuestra Constitución”, una “realidad viva” según el monarca, “que ampara, protege y tutela nuestros derechos y  libertades”. Según el rey, la convivencia es “la obra más valiosa de nuestra democracia”. Por tanto, se debe defender “con responsabilidad y convicción”. 

El rey ha recordado que la convivencia “siempre es frágil”, aunque es “el mayor patrimonio que tenemos los españoles”. Según Felipe VI, la convivencia ha sido posible durante los últimos 40 años y “de ese éxito nos hemos beneficiado las siguientes generaciones”.

Por eso, para rey, es “imprescindible” asegurar la convivencia. Según Felipe VI, es “el mejor legado” que pueden recibir “las generaciones más jóvenes”.  

Jóvenes con talento 

Precisamente, los jóvenes han tenido una parte central en el discurso del rey. Según Felipe VI, los jóvenes españoles, “inmersos en una sociedad tecnológica de cambios continuos y acelerados”,  tienen talento. El rey ha alabado su actitud “abierta al mundo”, demostrada en un sentimiento “europeo, solidario y comprometido con las causas sociales”, como la lucha contra el cambio climático.

Sin embargo, el rey ha recordado que los jóvenes tienen “problemas serios”, como la dificultad para encontrar trabajo, o el acceso a formación. Por eso, Felipe VI ha dicho que es responsabilidad “de toda la sociedad” ayudar a que los jóvenes puedan llevar a cabo “un proyecto de vida personal y profesional, con un trabajo y un salario dignos” para, según el rey, construir “un país mejor, más creativo, más dinámico, y siempre en vanguardia”. 

Orgullo y optimismo

El rey ha terminado su discurso invitando a los españoles a “valorar con orgullo” lo que han hecho, “alejando el desencanto o el pesimismo”. SegúnFelipe VI, los españoles deben ser capaces de alcanzar “consensos cívicos” que aseguren la “modernización de España”, siendo conscientes de “la nueva realidad”. 

Felipe VI ha animado a los españoles, a “seguir adelante” y a “superarse cada día”. El rey ha pedido que “nadie se quede atrás” en el camino a la modernización, recordado que la suma de las fuerzas de los españoles deben ir enfocadas hacia “el deseo de una España siempre mejor”.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?