España

Bribón 500, el barco de don Juan Carlos, está ya listo para competir en aguas de Sanxenxo

En la llamada “segunda Corte” están esperando al rey emérito para comenzar las regatas

Don Juan Carlos en el Bribón en una imagen de archivo.
photo_camera Don Juan Carlos en el Bribón en una imagen de archivo.

Ahora que la Fiscalía ha archivado las tres causas por las que se le investigaba, todo parece indicar que el padre de Felipe VI regresará a España pronto. Aunque según se contó ayer en MC, la justicia británica ha rechazado la inmunidad de don Juan Carlos. 

El Tribunal Superior de Londres asegura que el emérito no tiene inmunidad legal en Inglaterra tras su abdicación, por lo que puede seguir adelante la demanda por acoso interpuesta por Corinna Larsen. 

A pesar de ello, Juan Carlos I sigue adelante con su plan a corto plazo de regresar a tierras gallegas, donde volverá a encontrarse con sus amigos, como Pedro Campos. 

El laureado regatista confirmaba ayer, en el programa de Ana Rosa, que está deseando verle y disfrutar junto a él de su mayor afición, la vela

6mR Worlds

Fuentes cercanas al Real Club Náutico de Sanxenxo han confirmado a Monarquía Confidencial que el barco de don Juan Carlos, el Bribón, está preparado, listo para la llegada de don Juan Carlos e iniciar la temporada de regatas. 

El rey emérito podrá defender así el título de Campeón del Mundo, en las regatas que tendrán lugar entre el 10 y 19 de junio, título que ganó en 2017 en el Mundial de Vancouver (Canadá) y que revalidó en 2019 en aguas de Hanko (Finlandia). 

Bribón 500

Según ha podido conocer Monarquía Confidencial, el mantenimiento al que es sometido el Bribón 500 resulta ser bastante exigente. Un equipo formado por quince personas se encarga de revisar incidencias, posibles desperfectos y poner a punto el velero. 

Aunque no requiere de cuidados mecánicos al no tener motor, puesto que es un velero, sí que necesita de otros cuidados. Por ejemplo, como revisar las velas con cuidado. 

El Bribón 500 no se mantiene permanentemente en el agua. Desde el Club Náutico se encargan de protegerlo situándolo periódicamente en una nave que habilitan para resguardarlo y evitar que se deteriore cuando no se encuentra en temporada de regatas. 

Se deja ver durante ocho meses al año, una vez al mes. Durante ese fin de semana, le realizan todas las pruebas técnicas para garantizar que está en perfecto estado para poder competir. 

Respeto mutuo

En esta nueva situación, y tras anunciar su voluntad de regresar, don Juan Carlos informará previamente sobre sus viajes a España, y en principio desde el Palacio de la Zarzuela se respetarán sus movimientos. 

Cuando venga a España, Juan Carlos I «se dejará ver». Es consciente de que la primera vez que pise el país generará un gran revuelo, dará que hablar y ocupará muchos titulares y minutos en televisión.

Una vez en España, se encontrará con periodistas haciendo guardia allá a donde vaya. No le gusta la idea, pero sabe que es inevitable. Confía también en que después de la primera presencia aquí, la situación se irá normalizando y dejará de ser noticia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?