España

El bloqueo político obliga a Zarzuela a diseñar dos escenarios para las vacaciones del rey

Si hay investidura, Sánchez jurará su cargo antes de que Felipe VI viaje a Palma; si fracasa, se contempla que los despachos veraniegos sean en Madrid

Felipe VI saluda a Pedro Sánchez en una ronda de consultas.
photo_cameraFelipe VI saluda a Pedro Sánchez en una ronda de consultas.

La Casa Real desconoce si la investidura de Pedro Sánchez afectará a las vacaciones de la Familia Real. Según fuentes consultadas por Monarquía Confidencial, no se sabe si Felipe VI llegará a interrumpir sus vacaciones para reunirse con el Presidente del Gobierno en funciones si éste resulta investido la semana que viene.

En cualquier caso, “el rey estará a lo que haga falta”, han declarado las fuentes consultadas por este digital. Así pues, Zarzuela ha previsto un plan para cada situación, según la investidura salga adelante o resulte fallida.

Si, finalmente, la investidura se desarrolla sin problemas, Pedro Sánchez podría reunirse con el rey en Madrid a finales de la semana que viene, antes de que el monarca comience sus vacaciones en Palma de Mallorca con su familia.

Este sería el escenario más conveniente para el rey. Sin embargo, la investidura podría bloquearse, lo que implicaría que el rey tuviera que interrumpir sus vacaciones y alternar su periodo de descanso con periódicos viajes a la capital.

Esta circunstancia es la que se produjo en el año 2016, durante la investidura de Mariano Rajoy. Hace tres años, el rey decidió personalmente interrumpir sus vacaciones en Palma y viajar a Madrid para ocuparse de este asunto de Estado, que lo mantuvo ocupado durante gran parte del mes de agosto. 

No es aventurado pensar que, a pesar de que el rey disfrute de unos días de descanso con su familia, estará pendiente de todo lo que ocurra en la capital. En caso de que sea necesario, el rey regresaría a El Pardo para reunirse con Pedro Sánchez en su despacho, puesto que en Palma no pueden desarrollarse las reuniones.

En 2016, el Jefe del Estado siguió muy de cerca el proceso de negociación entre los partidos para elegir a un presidente del Gobierno. Una vez que llegó la semana de la investidura, el rey siguió los debates en las Cortes.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?