España

Aumenta la crispación entre los socios de Gobierno por el nuevo escándalo de Juan Carlos I

Patrimonio Nacional estaría pagando los sueldos y viajes de los trabajadores desplazados a Emiratos Árabes para asistir al emérito

Don Juan Carlos de Borbón acude al tanatorio para despedir a Plácido Arango en Madrid, a 17 de febrero de 2020.
photo_camera Don Juan Carlos de Borbón acude al tanatorio para despedir a Plácido Arango en Madrid, a 17 de febrero de 2020.

La Monarquía vuelve a complicar la relación entre los socios del Gobierno de coalición. Las tensiones entre Podemos y PSOE aumentaron cuando los socialistas se opusieron, junto a PP y a Vox, a la creación de una comisión de investigación sobre el presunto uso de tarjetas black de Juan Carlos I.

Ya, por aquel entonces, fuentes de Podemos aseguraron a Monarquía Confidencial que, aquella era “una buena oportunidad para que el PSOE mostrara su apoyo a la formación morada”. Una oportunidad que dejaron pasar.

Pues bien, mientras que los socialistas trataban de defenderse de las críticas y presiones de Unidas Podemos por la luz, Juan Carlos I volvió a ponerse bajo el foco mediático.

Según publica Eldiario.es, Patrimonio Nacional estaría financiado los gastos del personal que asiste al rey emérito en Emiratos Árabes desde que abandonó España el pasado mes de agosto.

"Aguantar y esperar a que todo pase rápido"

Podemos no ha perdido ocasión para criticar a la monarquía de nuevo directamente. La formación de Pablo Iglesias se ha unido a ERC, EH Bildu y Compromís para condenar a este organismo público -que conserva el patrimonio artístico e histórico del país- que estaría asumiendo estos costes.

“No son suficientes sus millones de euros en paraísos fiscales, le tenemos que seguir pagando con dinero público todos sus caprichos”, arremetía Podemos en redes sociales.

“Nada. Sabemos que los socialistas no van a criticar estos hechos tan directamente como hacemos nosotros”, augura un diputado de Podemos a Monarquía Confidencial,el plan ahora es seguir aguantando todo lo que salga de Juan Carlos I y apostar porque todo esto pase rápido para luego promocionar la Ley de la Corona”, añade.

El plan de Sánchez pasa por redactar una Ley de la Corona que modernice esta institución y con un nuevo rumbo “adecuado a la España del siglo XXI”. Una estrategia que cuenta con el beneplácito de Felipe VI y mantiene recelosos a sus socios de gobierno.

Moncloa asegura que don Juan Carlos ya tenía este tipo de asistentes desde que asumió la Jefatura del Estado en 1975. Unos servicios que ha seguido manteniendo tras su abdicación en 2014 “de acuerdo con lo previsto en la legislación vigente”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?