El confidente de la corte

El cabujón de la reina Sofía

La reina Sofía en la Pascua Militar de 2018
photo_cameraLa reina Sofía en la Pascua Militar de 2018

La reina emérita lució el día de la Pascua Militar una joya que guarda para ocasiones especiales: el pendantif con un rubí cabujón que heredó de su madre Federica. Es una joya que se puede colgar de distintios collares, pero doña Sofía, las tres veces que lo ha lucido, siempre lo ha colgado del mismo: un collar de perlas. Se lo puso en la proclamación de su hijo Felipe VI y en la boda de Leka de Albania. 

La reina Sofía quiso lucir una de sus joyas más especiales para acudir a la primera Pascua Militar desde la abdicación de don Juan Carlos. Se trata de un pendantif con un rubí cabujón que la reina heredó de su madre Federica de Grecia. En las tres ocasiones que lo ha lucido, siempre lo ha llevado colgando de un collar de perlas. Este pendantif lo lució Federica en el bautizo de su nieto, el actual rey Felipe VI, en 1968 en Madrid.

Tras su muerte lo heredó doña Sofía, que lo ha lucido en numeras apariciones públicas a lo largo de los años. Por ejemplo, se lo puso en un día muy especial: el 19 de junio de 2014. Ese día la reina ya emérita acudió al Congreso de los Diputados a presenciar cómo su hijo don Felipe era proclamado rey de España. También lo lució en el enlace entre Leka II y Elia Zaharia en la capital del país, Tirana. Al tratarse de una ceremonia solemne en presencia de otras casa reales, doña Sofía lució algunos elementos destacados, entre ellos el pendantif con el rubí cabujón. 

José Luis Sampedro, coautor del libro "Las joyas de las reinas de España", apunta a que el collar en el que iba enganchado el pendantif podría ser el de perlas rusas que el rey Alfonso XII regalo a su primer esposa, María de las Mercedes. Es una de las joyas llamadas de pasar, que se transmiten de reina a reina de España desde la reina Victoria Eugenia.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable