El confidente de la corte

Recuerdo en el cuartel “Príncipe de Asturias” para un héroe de la Guardia Real

Placa en memoria del cabo de la Guardia Real Gregorio Muñoz.
photo_cameraPlaca en memoria del cabo de la Guardia Real Gregorio Muñoz.

Han pasado 38 años y en la Guardia Real siguen teniendo muy presente al cabo Gregorio Muñoz García, que murió en unas maniobras de esta unidad al servicio de la Corona salvando la vida a un compañero.

Muñoz participaba en unos ejercicios de instrucción de la 1ª Compañía de Fusiles Montero de Espinosa, en el entonces II Grupo de la Guardia Real. Durante un lanzamiento de granadas de mano, un artefacto funcionó mal, y Gregorio Muñoz arrojó al suelo a un soldado y le cubrió con su cuerpo. Recibió la deflagración y murió por la gravedad de las heridas, mientras el otro soldado salvó la vida con heridas leves. Hace unos días, en el acuartelamiento “Príncipe de Asturias”, situado en El Pardo cerca del Palacio de la Zarzuela, la Guardia Real rindió homenaje a este héroe y junto a sus familiares inauguraron en el edificio de su compañía, la Monteros de Espinosa, una sala de reuniones con el nombre de Gregorio Muñoz García. A partir de ahora una placa recuerda a este cabo a los miembros de esta unidad destinada a rendir honores al rey y a la familia real y que también forma parte de la guardia de seguridad de Zarzuela.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?