El confidente de la corte

El rey de Castilla, conde de Barcelona a petición de la Generalitat en 1462

Enrique IV de Castilla.
photo_camera Enrique IV de Castilla.

En los confusos días que vivimos, no resulta una mera anécdota histórica recordar con motivo de los graves acontecimientos actuales que el rey Enrique IV de Castilla aceptó el ofrecimiento que le hicieron la Generalitat y el Consell catalanes en 1462 y por unos meses ostentó la condición de Conde de Barcelona.

El Señorío divisero del Solar de Tejada es una institución nobiliaria de orígenes que se hunden en la Historia de España y cuya primera fuente documental es la Carta confirmatoria de privilegios que en 1460 mandó publicar Don Enrique IV, Rey de Castilla y León, ratificada posteriormente por numerosos monarcas (Fernando II e Isabel I, el Emperador Don Carlos, los Reyes Fernando VI, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII) hasta que en 1981 se publicó la ratificación firmada por Don Juan Carlos I.

No resulta una mera anécdota histórica recordar con motivo de los graves acontecimientos actuales que el antes mencionado Rey Don Enrique IV aceptó el ofrecimiento que le hicieron la Generalitat y el Consell catalanes en 1462 y por unos meses ostentó la condición de Conde de Barcelona, nombrando a Juan de Beaumont, conde de Lerín, como su lugarteniente en Cataluña, y acuñando moneda como tal, el croat de Enrique IV, que es una codiciada pieza para los numismáticos.

Croat de Enrique IV

En el acta del miércoles 11 de agosto de 1462 del Dietari del Consell barcelonés, dice: ... deurá ésser proclamat e prés e en e per senyor del dit Principat lo Serenísimo don Enrich, rey de Castella, salvats empero los Usatges de Barcelona, Constitucions, Capitols e actes de Cort, privilegis, usos, costums e libertats generáis e particulars del dit Principat ... (Manual de Novell Ardüs, vulgarmení apellat Dietari del Antich Consell Barceloní, vol. II, Barcelona, 1893. pág. 416-17).

Tras haberse llegado a los pertinentes acuerdos entre el Rey de Castilla y León, el de Aragón, el de Francia, y los representantes delas instituciones catalanas, los propios catalanes volvieron a aceptar como su señor natural al mencionado Rey Juan II de Aragón en 1465, padre de fernando II de Aragón y V de Castilla, el Rey Católico.

Por José Luis Sampedro Escolar

Señor divisero del Solar de Tejada y asesor de su Junta de Gobierno

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?