Dinamarca

Federico de Dinamarca, nuevo patrón de la Cruz Roja danesa

El príncipe heredero lleva quince años colaborando con la institución humanitaria, que tiene una larga vinculación con la casa real

Federico de Dinamarca
photo_cameraFederico de Dinamarca

Federico de Dinamarca tomará el relevo de su padre, el príncipe Enrique, al frente de la Cruz Roja danesa. Así lo ha anunciado esta semana la casa real de Dinamarca. El príncipe heredero continúa la relación de patronazgo de su padre con la institución, que duró diecisiete años.

Federico de Dinamarca empezó a colaborar con la Cruz Roja en 2002, año en que el heredero del príncipe Enrique asumió el cargo de su padre como comisionado de la Cruz Roja danesa. Desde entonces, el príncipe Federico ha participado en numerosos viajes de carácter humanitario alrededor del mundo.

El último tuvo lugar este año, cuando el príncipe heredero visitó un campo de refugiados en Bangladesh (India). También ha ayudado a los equipos de rescate en sus misiones en Nepal, tras el terremoto de 2015, o la guerra en Siria.

Reconocimiento internacional

Desde el origen de la Cruz Roja danesa en 1876, la casa real de Dinamarca ha asegurado su posición en actividades humanitarias tanto en el extranjero como dentro de sus fronteras.

Para conseguir este objetivo, se han creado centros de voluntariado de la Cruz Roja dentro de Copenhague, donde cerca de 34 mil voluntarios discuten posibles proyectos de actuación dentro de Dinamarca como alrededor del mundo. En 2014, el Secretario General de la Cruz Roja, Anders Ladekarl, alabó el apoyo que presta la casa real danesa a la Cruz Roja a nivel internacional.

El príncipe Federico, además, colabora en diversas instituciones relacionadas con cuestiones humanitarias, como la Fundación Anders Lassen, que dedica su atención a la rehabilitación de soldados heridos, y "Save the Children", en campañas para reducir la mortalidad infantil.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo