Bélgica

Paola de Bélgica se recupera de un derrame cerebral

En los últimos años la reina emérita ha sufrido varios problemas médicos que le han llevado a ser ingresada en el hospital

La reina Paola de Bélgica, junto al rey Alberto II.
photo_cameraLa reina Paola de Bélgica, junto al rey Alberto II.

La reina emérita Paola de Bélgica ha ocupado las portadas de la prensa internacional por un derrame cerebral. La monarca belga sufrió una apoplejía el pasado día 25 en Venecia. Paola de Bélgica se encontraba allí con su esposo, el rey emérito Alberto de Bélgica, con motivo del cumpleaños de la reina, que cumplió 81 años el 11 de septiembre.

Al día siguiente, la reina viajó a Bélgica para realizar una serie de pruebas. Más tarde, la cadena de radiodifusión francófona RTBF declaró que la reina se encontraba “fuera de peligro”. Según este medio, la reina regresó a su residencia el 27 de septiembre después de una “recuperación rápida”. Se le han recetado medicamentos preventivos para protegerla contra una posible remisión de la enfermedad.

Varios ingresos en los últimos años

En los últimos años, la reina belga ha aparecido en la prensa por sus múltiples ingresos en el hospital. A finales de 2016, tuvo que ser asistida por una fractura vertebral, y meses más tarde, fue operada por una rotura de cadera. Ambos ingresos se produjeron por caídas en su residencia, en el Castillo de Belvédère.

Además, en 2015 la casa belga tuvo que desmentir una información italiana que sostenía que la reina había sufrido un derrame cerebral, y que los médicos recomendaron a la monarca “descansar” y “mantener la calma”. En su momento, la casa real belga tachó las informaciones de “pura fantasía”. Más tarde, la casa real belga admitió que la reina fue trasladada por arritmias cardíacas.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo