Bélgica

La hija fuera del matrimonio de Alberto II de Bélgica estrenará un nuevo documental

Se emitirá en una televisión local y contará diferentes momentos de su vida que la marcaron

Alberto II de Bégica y su hija Delphine
photo_camera Alberto II de Bégica y su hija Delphine

La princesa Délphine se estrenó como miembro de la familia real belga en octubre de 2020, cuando fue reconocida oficialmente como hija del rey Alberto II y se le concedió el título de princesa. 

Y ahora, menos de dos años después, está preparada para contar su propia versión de la historia. 

La cadena de televisión belga VRT tiene previsto estrenar un documental en tres episodios titulado "Délphine: mijn verhaal" ("Délphine: mi historia"), en el que la nueva princesa de Bélgica hablará de diferentes momentos de su vida que la marcaron, además de mostrar fotografías y algunas de sus obras de arte. 

El primer episodio se emitirá el 12 de enero de 2022 en VRT One, y el segundo y el tercero en las dos semanas siguientes. 

El documental también contará con la participación de su pareja, su madre, amigos, abogados, personal de palacio y miembros de su esfera artística. 

Tampoco será la primera aparición televisiva de la Princesa, que actualmente compite en la versión belga de Dancing with the Stars, para sorpresa de toda la nación. Es la primera vez que un miembro de la Familia Real aparece en un programa de televisión de este tipo. Su Alteza Real sigue en la competición después de que dos parejas hayan sido eliminadas. Ella y su compañero Sander Bos se clasificaron séptimos en la primera noche, terceros en la segunda y cuartos (con un empate en el segundo puesto) en la tercera. 

Esta nueva aventura televisiva está llamada a ser noticia en Bélgica y en la actualidad real de todo el mundo, ya que, dada la lista de invitados, se espera que se revele más sobre la historia del rey Alberto y la baronesa Sybille y la larga batalla legal que Délphine libró para ser reconocida como hija de Alberto. 

El antiguo rey de los belgas negó durante años ser el padre de la niña y, por su condición de rey, no podía ser llevado a juicio. Sin embargo, todo cambió cuando abdicó del trono en favor de su hijo Philippe en 2013. Délphine solicitó una prueba de paternidad de ADN y tuvo que abrirse camino a través del sistema legal para obtenerla; la falta de protecciones legales para el rey Alberto significaba que al menos tenía una oportunidad. Y logró obtenerla, demostrando que el rey Alberto era efectivamente su padre biológico. 

Esa prueba llegó en octubre de 2020, y desde entonces, la princesa Délphine se ha ido incorporando a la vida real poco a poco, ganando la aceptación incluso de la reina Paola, que estuvo presente en el primer encuentro entre el rey Alberto y su hija después de que él le concediera el título de princesa que corresponde a todo vástago de un monarca, según la ley belga. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?