Bélgica

Alberto de Bélgica, seis años perdiendo la batalla contra su supuesta hija

La multa impuesta por el Tribunal es el último capítulo de un proceso que comenzó con la abdicación del rey en 2013 y su pérdida de inmunidad

Alberto de Bélgica.
photo_cameraAlberto de Bélgica.

Desde su abdicación en 2013, el rey Alberto de Bélgica ha perdido casi todas las batallas legales relativas a la prueba de paternidad que ha pedido su supuesta hija Delphine Boël. Las pruebas se pudieron pedir a partir de ese año, ya que el rey perdió su inmunidad al dejar el trono.

Aunque el monarca siempre ha rechazado cooperar en el litigio, el tribunal de Bruselas decidió el pasado mes de octubre que el rey debería presentar pruebas de su ADN antes del 7 de febrero de 2019. Los abogados del monarca apelaron, y el tribunal ha dado la razón a los representantes de Boël el pasado jueves. Como consecuencia, el rey deberá pagar 5.000 euros diarios en los que el rey se niegue a aportar una prueba del ADN.

Boël tuvo una buena relación con su supuesto padre, y conoció su parentesco en el año 1985. El contacto se perdió cuando una biografía no autorizada de la reina Paola reveló su existencia y Boël buscó reconocimiento.

Pronto se conocerá una nueva fecha en la que el rey deberá aportar una nueva prueba de ADN. Aunque la ley no obliga a que se realice la prueba si no es su intención, el juez ha dictaminado que el rey deberá pagar 5.000 euros diarios durante los próximos seis meses. Si el rey acepta someterse a la prueba, los resultados no se harán públicos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?