AN

Yoga Nidra es una solución planteada por Yogateca para relajar a una sociedad estresada

Un estado de agotamiento mental que afecta considerablemente a la salud de las personas y en la actualidad es un padecimiento común a nivel mundial es el estrés.

El acelerado ritmo del día a día influye directamente en los niveles de tensión, desencadenando otras patologías más complejas como la ansiedad. Para disminuir los niveles de afectación de estos trastornos en la salud existe una modalidad cercana a la meditación llamada Yoga Nidra.

En el portal web de Yogateca se encuentra disponible toda la información relacionada con la práctica de esta disciplina, sus tipos y de qué manera contribuye al mejoramiento de la salud física y mental de los seres humanos.

Yoga Nidra y sus beneficios para la salud física y mental

La técnica del Yoga Nidra se trata de la inducción del sueño en la que los niveles del consciente y el inconsciente se conectan, permitiendo alcanzar un estado de relajación física, mental y emocional con plena lucidez. La práctica del Yoga Nidra activa determinadas zonas del cerebro que ayudan a equilibrar los niveles de cortisol, reduciendo de esta forma los niveles de estrés y aumentando la sensación de paz y bienestar.

Hoy en día son cada vez más las personas que se suman a la práctica de esta disciplina por los resultados que se pueden llegar a sentir, situación que muchos asocian a un estado de “iluminación”. Los beneficios asociados al Yoga Nidra van dirigidos a activar todos los sentidos: mejora la capacidad de memoria, la creatividad, la concentración, y el sentido común; elimina el insomnio, contribuyendo a optimizar la calidad del sueño; ayuda a superar adicciones y conductas nocivas para la vida; previene el envejecimiento prematuro y promueve la mejora del sistema inmunológico. Además, el estado de bienestar es placentero y permanente.

Para los principiantes, Yogateca ofrece unos consejos

Una de las ventajas de esta modalidad de yoga es lo fácil y accesible que resulta practicarla. Para su práctica es necesario contar inicialmente con la guía de un profesor experimentado y la locación debe ser en un ambiente agradable, sin corrientes de aire y con poca iluminación. Se recomienda utilizar ropa que no tenga elementos que aprieten o generen incomodidad y se debe practicar sin calzado y cubiertos con una manta, ya que la temperatura corporal tiende a bajar y la sensación de frío puede generar molestia.

La posición del Yoga Nidra es tumbado de espaldas sobre una colchoneta, con los brazos abiertos a los lados y las palmas de las manos hacia arriba, ojos cerrados y cabeza extendida hacia atrás. En esta postura la espalda debe estar en contacto con el suelo, las piernas separadas y los pies en posición de descanso hacia el exterior.

La práctica constante permite ir dominando la técnica poco a poco, hasta el punto de alcanzar el equilibrio armónico integral sin necesidad de seguir las instrucciones de un moderador. Esto permite al individuo practicar el Yoga Nidra siempre que le convenga aprovechar todos los beneficios de esta disciplina.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?