AN

Las ventajas de la nulidad matrimonial eclesiástica, por Dabogados

La reforma que el Papa Francisco decretó a finales de 2015 ha representado un avance en la separación de parejas católicas. A partir de ese mismo año, más de la mitad de tribunales en España registraron un aumento de solicitudes de anulación de matrimonios, en algunas sedes el incremento fue de hasta un 500%.

Los creyentes que desean hacer este tipo de trámite necesitan asesoría legal. Al respecto, Dabogados es un bufete que destaca por su experiencia en la nulidad matrimonial eclesiástica sin descuidar sus servicios en el derecho civil, penal y mercantil.

¿En qué se basa la nulidad matrimonial eclesiástica y qué ventajas ofrece?

Se trata de declarar nula la unión de una pareja ante una entidad religiosa. Suelen efectuarse después de que un abogado o la propia entidad eclesiástica recolecten pruebas demostrando que dicho matrimonio no sigue los requisitos dictados por la iglesia. Al final del proceso, la nulidad debe ser comunicada por el tribunal eclesiástico correspondiente.

Algunas ventajas de esta figura canónica es que permite que un practicante del catolicismo pueda casarse tras una separación y es una acción que no afecta a los derechos de los hijos del matrimonio anulado.

Otro beneficio de la nulidad es que ayuda a deshacer uniones forzadas, como en los casos donde se prueba que una de las partes no dio su consentimiento. Además, puede ser solicitado por un creyente que quiera terminar su matrimonio tras descubrir un secreto conyugal considerado grave por la iglesia. Entre las causas admitidas destacan esterilidad, matrimonio previo, práctica de otra religión, etc.

Dabogados es una alternativa recomendada a la hora de pedir la nulidad eclesiástica

De acuerdo con el Código del Derecho Canónico y el reglamento vigente de la Iglesia católica, la nulidad eclesiástica solo puede llevarse a cabo con la figura de un procurador y un abogado, ambos mayores de edad y preferiblemente católicos.

Dabogados cuenta con la trayectoria del especialista en derecho canónico, David Gómez, habilitado para ejercer en cualquier tribunal eclesiástico de España y forma parte de la sede metropolitana de Madrid. Además, el equipo general de juristas hace consultas personalizadas y explica a los clientes todo el proceso para lograr claridad y éxito en la solicitud.  

La nulidad eclesiástica ha representado más de 3.000 casos en España durante los últimos 6 años. La tasa de éxito de estas peticiones depende del acompañamiento seguro y confiable de buenos abogados, por lo que el contacto con un despacho es lo más recomendable. 


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?