AN

Transmisión del ADN diferencial de una organización con iEmpresa, expertos en estrategia de marketing digital en Madrid

El branding corporativo es el conjunto de conceptos o ideas con los que se identifica una empresa y que da forma a su imagen distintiva.

Para promover la conceptualización de marca asociada a la compañía, los profesionales del marketing hacen uso de una serie de herramientas para comunicar la identidad de la empresa en distintas plataformas.

Para crear un plan de branding corporativo, los expertos hablan de una serie de pasos previos. Primero, un conocimiento exhaustivo del público objetivo, la definición de una identidad sólida y la identificación de los atributos de marca con los que quiere ser identificada la empresa. Después se define la propuesta, se ejecuta y se supervisa la respuesta de la audiencia.

La transmisión del ADN diferencial de la empresa

iEmpresa es una agencia joven de marketing online en Madrid, que ha desarrollado una trayectoria reconocida y valorada en el sector publicitario. Dentro de su portafolio, se encuentran la consultoría y el apoyo a clientes en áreas como la creatividad publicitaria para social media o la analítica de negocio, y también destaca la gestión estratégica de la identidad a través del branding corporativo.

En este tipo de tácticas, la clave consiste en transmitir el ADN diferencial a la audiencia. Bajo la premisa de que la imagen corporativa es un capital intangible, iEmpresa trabaja para que sus clientes proyecten una identidad diferenciada, robusta y coherente con sus valores.

Según este equipo de expertos en estrategia de marketing digital en Madrid, la proyección de una identidad con ADN diferencial es lo que permitirá hacer destacar a una empresa. Se trata, dicen, de ganar un espacio en la mente de la audiencia apostando por la diferenciación, un valor que ejerce influencia en la decisión de compra.

La importancia de transmitir un ADN diferencial

En iEmpresa apuestan por la transmisión del ADN diferencial de cada empresa para proyectar una imagen ganadora, distintiva y fácilmente identificable. Estos profesionales sostienen que cada empresario debe entender que una marca es mucho más que un nombre y un logo estéticamente bonito. Importa transmitir la esencia de la identidad de la compañía para establecer vínculos significativos con el público objetivo.

De eso se trata la transmisión del ADN diferencial, de proyectarlo a la audiencia para conectarla a un nivel emocional y no solo comercial. Fortalecer comportamientos como la lealtad a la marca, la confianza y la credibilidad o consolidar el sentido de pertenencia para proyectar una imagen de liderazgo. Una apuesta que impacta en los resultados de negocio y permite a una compañía destacar en el mercado.

La transmisión de un ADN diferencial de la empresa expande la lealtad hacia la marca y permite impulsar nuevos productos o servicios. iEmpresa dice que una identidad de marca sólida brinda a las compañías la posibilidad de transmitir su personalidad, su evolución y su cultura de empresa mediante una narración que conecta con sus clientes. Lo fundamental para lograrlo es que la audiencia pueda diferenciar con claridad los elementos del ADN que distinguen a una compañía.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?