AN

Una tecnología española reduce el linfedema en un 42 % en un mes

El linfedema es una patología que, solo en España, la padecen 900.000 personas. Se trata de una enfermedad en la que, tras la afectación de los ganglios linfáticos, se produce un cúmulo excesivo de agua en las extremidades. Este trastorno produce una reducción en la calidad de vida de sus afectados, porque observan cómo el miembro se vuelve rígido, pesado y afecta en su movilidad general.

No existe una cura real, y hasta ahora solo se trata con vendajes compresivos, mejorando solo parcialmente.

La revista Journal of Lymphology publica en un estudio firmado por Cau et Al, que una tecnología médica ha sido capaz de reducir a casi la mitad el cúmulo de líquido en las piernas en poco más de un mes. Este estudio se ha realizado en una muestra de 12 pacientes, a los que se les ha realizado 6 sesiones. La mejoría experimentada es de un 42 % sobre el grupo a estudio, frente a la reducción de solo un 7 % en el grupo control, lo cual evidencia una mejora estadísticamente significativa.

"Nuestro estudio ha consistido en una investigación en los efectos de la Tecarterapia automática y manual en linfedemas en pacientes con obesidad mórbida", afirma el Dr. Cau, del Instituto Auxológico Italiano, del Hospital San Giusseppe de Oggebbio, (VB), Italia. "No hemos realizado un análisis de coste-beneficio. Sin embargo, la implementación de esta tecnología puede ser una opción prometedora en la reducción de costes en el tratamiento del linfedema", continúa.

La tecnología que se ha estudiado, en concreto el dispositivo C200 de la empresa Capenergy Medical, introduce energía electromagnética a través de unos accesorios fijos en las piernas, para movilizar los fluidos estancados. Esta energía activa una bomba dinámica por la que los fluidos circulan con mayor velocidad y acceden a los puntos de eliminación más rápidamente. Esto se traduce en una mejora considerable del miembro afectado y la recuperación de la movilidad por parte del paciente, observándose incluso una reducción del dolor que padecen. También se realiza un masaje con unos cabezales en movimiento que introducen nuevamente la misma energía, pero en su versión móvil.

"Los efectos se observaron justo después de 6 sesiones con Tecarterapia manual y automática", explica el Dr. Cau. "Estos datos preliminares sugieren que esta tecnología es capaz de inducir una rápida reducción del volumen en los miembros inferiores, prometiendo el acortamiento de los tiempos de los ciclos de tratamiento y los costos relativos", concluye.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable