AN

Taller infantil como laboratorio de creatividad y arte de la mano de El Taller de la Salamandra

De manera general, el arte es considerada una forma de expresar emociones, pensamientos y sentimientos. Es por ello, que en la sociedad este aspecto resulta fundamental, aún más cuando se trata de niños. Además de la lectura, actividades como pintar o dibujar han sido consideradas esenciales para el desarrollo y crecimiento de los más pequeños.

En este contexto, desarrollar el sentido creativo de los niños resulta indispensable. Para ello, existen academias especializadas cuya enseñanza de artes plásticas se enfoca en estimular el aprendizaje y los procesos cognitivos de los niños. Un ejemplo de ello es El Taller de la Salamandra.

Mediante un taller infantil, los profesionales de este centro educativo buscan aportar herramientas para fomentar el desarrollo creativo y enriquecer el lenguaje artístico desde una edad temprana. 

El papel del arte en el desarrollo de los niños

A medida que crece, un niño se interesa más en explorar diferentes actividades en su entorno. Desde la música hasta la pintura son elementos nuevos para él, por lo que incentivarlos a conocer estos elementos y promover así su desarrollo resulta fundamental.

Diferentes estudios han demostrado que el arte es una herramienta clave para fortalecer las capacidades intelectuales y comunicativas de los más pequeños. De acuerdo con los especialistas de El Taller de la Salamandra, la práctica artística en la infancia promueve la concentración, así como la sensibilidad y el cálculo mental.

Asimismo, añaden que mediante la enseñanza del arte los niños tienen la posibilidad de adquirir un mayor sentido de las proporciones, desarrollar la visión espacial y entrenar su memoria visual, por lo que resulta una contribución educativa del más alto nivel.

Desde esta perspectiva, el equipo de profesores de este centro educativo, conformado por licenciados, másteres y doctores en Bellas Artes, ha desarrollado un taller de arte orientado a aportar experiencias enriquecedoras, al mismo tiempo que proporciona las técnicas adecuadas para fomentar la creatividad. 

La forma de estimular la creatividad de los niños

Los profesionales de El Taller de la Salamandra se han enfocado en proporcionar a los más pequeños las herramientas adecuadas para estimular el proceso creativo. El objetivo es entender la creatividad como un área experimental.

Mediante una experiencia personalizada, estos profesionales llevan a cabo ejercicios creativos, técnicos y sistemas de estimulación adaptados a las preferencias y necesidades de cada niño, lo que permite garantizar un aprendizaje equilibrado.

Al detectar las fortalezas de cada participante, los especialistas se plantean objetivos reales y ajustados a sus capacidades y encaminan a cada uno de ellos en su proceso de aprendizaje y estimulación.

Dirigido por Alejandro Alcázar de Velasco, experto en enseñanza de artes plásticas, El Taller de la Salamandra dispone de horarios flexibles y sistemas pedagógicos que contribuyen a obtener resultados en la técnica, creatividad y expresión plástica de cada niño.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?