AN

El servicio de Ninamar Inmobiliaria y sus beneficios a la hora de gestionar un contrato de nuda propiedad

Las ventas de nuda propiedad han vuelto a crecer tras una caída progresiva de doce años. Desde el 2008 hasta el 2020, el número de estas operaciones pasó de 2.989 a 1.046. Sin embargo, en el año 2021 se registraron más de 2.500 operaciones, comenzando una nueva tendencia al alza que continúa hasta la actualidad.

Debido a su resurgimiento, cada vez más personas están interesadas en invertir en una nuda propiedad. Para ello, se recomienda acudir a una empresa especializada en este tipo de operaciones. Tal es el caso de Ninamar Inmobiliaria, la cual ofrece un servicio de venta de nuda propiedad y rentas vitalicias.

¿Cuáles son los beneficios de la nuda propiedad para el vendedor?

El contrato de nuda propiedad establece que el comprador de la vivienda es el dueño del bien, pero que el vendedor continúa gozando del usufructo. Por lo tanto, este último seguirá conservando el uso y disfrute de la vivienda. Debido a que la titularidad pasa a manos del comprador, el vendedor debe dejar de asumir ciertos gastos. Entre ellos cabe mencionar las rentas mensuales, las derramas extraordinarias de la comunidad y el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).

Cuando el vendedor tenga más de 65 años y esté tramitando su vivienda habitual, sus ganancias quedan exentas de la tributación en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).

¿Qué opciones de nuda propiedad ofrece Ninamar Inmobiliaria?

Si el vendedor apuesta por Ninamar Inmobiliaria para gestionar la venta de nuda propiedad de su vivienda, no tendrá que asumir ningún gasto de la operación. Asimismo, la empresa ofrece servicio de venta de nuda propiedad en un único pago o en rentas vitalicias y/o temporales.

El comprador de la vivienda es el propietario y/o titular del bien, mientras que el vendedor sería el usufructuario y, por tanto, el único que podrá disfrutar del uso y disfrute de la vivienda.

La opción principal corresponde a la venta de nuda propiedad con usufructo vitalicio. Esta modalidad permite que el vendedor disfrute de la vivienda hasta su fallecimiento. A cambio, recibirá un pago único de capital a la firma de la escritura.

Ninamar Inmobiliaria también dispone de tres alternativas de rentas. Entre ellos cabe mencionar las rentas.

La primera es la renta vitalicia clásica, en la cual el vendedor recibirá una renta mensual para toda la vida y mantendrá el derecho de usufructo a cambio de la venta de nuda propiedad.

La renta temporal clásica representa la segunda alternativa. Esta mantiene la misma modalidad que la renta vitalicia clásica, pero el cobro de las rentas mensuales solo se hace por una cantidad determinada de años.

Finalmente, la tercera alternativa es la renta vitalicia o temporal fuera del hogar. De esta forma, el vendedor renuncia al usufructo de la vivienda y obtiene a cambio una renta mensual más elevada para poder costear una residencia.

Los acuerdos de venta de nuda propiedad vuelven a ser notorios gracias a las ventajas económicas a corto y largo plazo que implican.

Empresas como Ninamar Inmobiliaria están aprovechando dicho fenómeno y añaden beneficios extra como la posibilidad de solicitar un anticipo de capital o una disposición inicial desde el primer momento. Los interesados pueden conocer los beneficios de gestionar una venta de nuda propiedad con Ninamar inmobiliaria.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?