AN

El restaurante Macao consigue sorprender a todo el mundo por su amplia carta en los menús

El restaurante Macao Madrid une lo mejor de la gastronomía asiática con el sello único de sabor y calidad de la cocina española.

Esta propuesta original de moda en la ciudad atrae cada día más visitantes por la diversidad de opciones que plantea, en un formato de presentación de tamaño reducido, ideal para que cada comensal pueda disfrutar varias opciones en una sola visita.

Menú que despierta los sentidos con nuevas experiencias

Además de la propuesta fusión que brilla por su originalidad al combinar texturas y sabores, otra de las características del restaurante Macao es su amplia carta. En los fogones de las sedes de Las Tablas y el Barrio de las Letras, están disponibles platos para todos los gustos, incluyendo las preferencias veganas.

La tradición y la innovación se fusionan en cada propuesta. Ejemplo de ello es el famoso tinto de verano con espuma de maracuyá, perfecto para comenzar la velada.

Platos como el Bao o bollo de pan chino relleno de pato asado, con cebollino, salsa de kimuchi y mayonesa; las navajas gallegas con mayo-kimchee coreano; los huevos rotos trufados con atún rojo, wakame y hoja de nori; los langostinos tigre en salsa kewpie con kimuchi; o la fideuá japo-valenciana con gambas y verduritas, son solo alguna de las posibilidades que presenta el restaurante.

Como homenaje a la alta cocina internacional, ambos locales madrileños han incluido presentaciones en las que resalta la tradición culinaria de gastronomías emblemáticas como la francesa, la italiana, la griega, la mexicana y la peruana.

El objetivo de la extensa carta es que cada visita a cualquiera de las dos sedes de este restaurante en Madrid satisfaga a los comensales, sean cuales sean sus gustos y preferencias.

Propuestas de postres gourmet fusión

Así como las entradas y los platos principales, los postres del restaurante Macao trasladan el paladar a un viaje gourmet fusión inigualable. Desde la clásica tartaleta de limón con merengue, la tarta de zanahoria o la red velvet, hasta la increíble mousse de mango y maracuyá, y muchos dulces más son el cierre perfecto para una velada que promete ser inolvidable.

Tanto en las sedes físicas como en el servicio delivery, los comensales serán mimados con la más esmerada atención, para que el disfrute de esta gran diversidad de platos siempre invite a volver para probar todas las opciones de la carta que ha revolucionado el mundo gastronómico en la capital española.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes