AN

La resonancia magnética y la biopsia por fusión, la evolución diagnóstica del cáncer de próstata

El cáncer más frecuente entre los hombres en España es el de próstata. No obstante, si este se detecta a tiempo, puede tener un mejor pronóstico.

La clínica de urología ROC Clinic se suma a la campaña Movember para concienciar sobre la importancia del diagnóstico precoz e informar sobre los avances que existen en este campo.

El cáncer de próstata es el más frecuente diagnosticado en la población masculina española, afectando al 25 % de los hombres por encima de los 50 años y al 80 % de los mayores de 80 años. En España, se detectan más de 30.000 nuevos casos al año y, en el 2020, causó la muerte de 5.922 varones.

Por ese motivo, es muy importante acudir a revisiones periódicas con el urólogo a partir de los 50 años o de los 45 si se tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata, ya que realizar un buen diagnóstico y hacerlo en el momento adecuado es clave para un mejor pronóstico de la enfermedad. En este sentido, ROC Clinic, una de las clínicas de urología más punteras del país, se suma a la campaña de concienciación de salud masculina Movember, celebrada este mes de noviembre, para concienciar a los hombres sobre la importancia de la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de próstata, el cáncer testicular y la salud mental.

El diagnóstico del cáncer de próstata comienza con tres pruebas sencillas: un análisis de sangre para determinar el nivel de PSA (antígeno prostático específico), una exploración física mediante tacto rectal y un examen de orina. Si estos estudios revelasen alguna anomalía, el urólogo recomendará unas pruebas complementarias para valorar la presencia de un tumor prostático.

La evolución en los métodos diagnósticos permite hallar esta enfermedad, así como determinar su gravedad, gracias a la resonancia magnética multiparamétrica (RMmp) y la biopsia de próstata mediante fusión de imágenes.

La resonancia magnética multiparamétrica (RMmp) es una prueba no invasiva en la que se obtienen imágenes de alta resolución de la próstata para la identificación anatómica estática de áreas sospechosas de malignidad. Estas imágenes permiten ver por primera vez el tumor dentro de la glándula prostática y conocer su localización, su tamaño, y su estadio.

Si se detectase una lesión significativa, se procede a la realización de biopsia de próstata mediante fusión de imágenes, que consiste en fusionar las imágenes de la resonancia magnética multiparamétrica con las de la ecografía para dirigir la toma de biopsias a esas lesiones, obteniendo una mayor precisión en las muestras que serán analizadas por el patólogo. Toda esta información permite obtener un mapeo exacto del tumor que servirá para planificar los tratamientos posteriormente. Entre ellos, la realización de una terapia focal, menos invasiva, para tratar exclusivamente la zona afectada por el tumor, más un margen de seguridad.

El doctor Juan Justo Quintas, urólogo especialista en cáncer de próstata en ROC Clinic, afirma que “todavía podemos dar un paso más allá en la realización de biopsias por fusión gracias al PET-RM-PSMA, que permite ver áreas dinámicas de actividad tumoral que antes eran invisibles, incluso con un PSA menor de 1”.

ROC Clinic cuenta con una amplia experiencia en el diagnóstico del cáncer de próstata y cuenta con toda la tecnología disponible para llevar a cabo estas pruebas. Asimismo, está abierto a prestar una segunda opinión médica a todas aquellas personas que tengan un diagnóstico dudoso o poco concluyente.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable