AN

Los requisitos de las garantías hipotecarias ante deudas fiscales, por Max Gestión

Al enfrentarse a una deuda fiscal, es esencial contar con un asesoramiento adecuado especializado en el sector, puesto que la normativa legal presenta una gran diversidad de variables que podrían representar el éxito o fracaso de una reclamación dependiendo de su enfoque.

Las garantías hipotecarias cumplen un rol fundamental a la hora de afrontar una deuda fiscal, por eso, Max Gestión realiza asesorías fiscales para grandes empresas, pymes y autónomos que elijan este tipo de garantía.

¿Cuáles son los servicios de asesoría altamente cualificada?

Max Gestión ofrece servicios de asesoría que apuntan a que sus clientes puedan ajustarse a la normativa tributaria vigente. Actualmente, cuentan con una cartera de más de 500 clientes, entre los cuales se encuentran grandes empresas, pymes y autónomos de diferentes sectores. Su objetivo es ayudar a sus clientes con sus cuentas de empresa, declaración de ingresos y gastos para cumplir sus obligaciones frente a la Administración Pública.

Cuentan con oficinas en Fuerteventura, donde cuentan con un equipo de colaboradores conformado por fiscalistas, abogados y economistas para poder ofrecer una visión interdisciplinaria y global a las cuestiones fiscales.

¿Cuáles son las garantías hipotecarias ante deudas fiscales?

Los requisitos para poder presentar una garantía hipotecaria en cualquier ámbito son dos: ser mayor de edad y ofrecer como garantía una vivienda que esté pagada al menos en un 80 %, de la cual el solicitante sea titular. De todas formas, no suele usarse como garantía en deudas tributarias debido a que la Ley General Tributaria la desfavorece, exigiendo el requisito de no poder comprometer gravemente la viabilidad de la actividad económica del obligado tributario o al mantenimiento de su capacidad productiva o nivel de empleo. La normativa agrega como requisito que el deudor no pueda prestar los preferentes aval solidario de entidad de crédito o sociedad de garantía recíproca o certificado de seguro de caución, que el deudor no solicite su sustitución por otra garantía o medida cautelar suficiente y que no se superponga a otra garantía, pues vulneraría el principio de proporcionalidad.

Como consecuencia de ello, es necesario contar con asesoría especializada en el tema, como la ofrecida por Max Gestión, para estar al tanto de los riesgos que presenta ofrecer una vivienda como garantía de deuda fiscal. De esta manera, el uso más frecuente de la garantía hipotecaria en cuestiones fiscales es en los casos de aplazamiento y fraccionamiento del pago de la deuda tributaria.

De esta manera, de acuerdo a las complejidades que presenta el otorgamiento de una garantía hipotecaria en el ámbito de deudas fiscales, se vuelve indispensable contar con el asesoramiento correcto a la hora de presentarla, ámbito en el cual los profesionales que forman parte de Max Gestión están especializados.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?