AN

Una reconocida compañía aérea no contempla la conciliación laboral y familiar como un elemento clave para sus trabajadores de handling

Dentro del sector aeroportuario, el handling es una de las acciones fundamentales para garantizar un servicio de calidad a los usuarios porque corresponde al conjunto de actividades para la asistencia en tierra de pasajeros y aeronaves.

Sin embargo, en los aeropuertos de España, existe un inconveniente con los trabajadores que brindan el servicio de handling en una reconocida compañía aérea por la falta de condiciones laborales adecuadas para asegurar su bienestar.

El XXII Convenio de una reconocida compañía aérea se está negociando únicamente para mejorar el aspecto económico

Con el objetivo de adaptar las condiciones laborales de los trabajadores a la situación actual, consideradas como precarias y obsoletas por los trabajadores, CESHA, el sindicato de aeropuertos, está insistiendo en la necesidad de reformular la jornada laboral en los aeropuertos. La negociación del nuevo convenio está representada por la Comisión Negociadora, conformada por CCOO, UGT, CESHA, USO y CGT, donde la representación mayoritaria está controlada por los sindicatos CCOO y UGT.

En ese sentido, esta Comisión Negociadora está liderada por delegados sindicales liberados de CCOO y UGT, los cuales no acuden a sus centros de trabajo como consecuencia de su actividad sindical, es decir, no trabajan. La consecuencia directa es que tienen un desconocimiento de los problemas reales que sufren la mayoría de los trabajadores. Por este motivo, esta negociación se enfoca principalmente en el aspecto económico, lo que implica esfuerzos por lograr una subida salarial sin tener en cuenta el resto de reclamaciones. Una de las más importantes tiene que ver con los días de presencia, ya que actualmente mantienen jornadas de 7, 8 y hasta 9 días de trabajo seguidos.

La imposibilidad de recuperar días de descanso afecta directamente en la vida familiar de los trabajadores

Como resultado de la firma del convenio, los trabajadores cedieron 14 días de descanso para dar oxígeno a la compañía tras la crisis sufrida en 2013. Desde entonces, los trabajadores no han recuperado sus días de descanso, motivo por el que se han visto afectados en su objetivo de conciliar su vida familiar y laboral.

De acuerdo con la mayoría de trabajadores, llevan varios años con un ritmo de trabajo agotador que provoca situaciones de estrés y ansiedad, lo que ha generado un alto índice de absentismo. Por ello, quienes conforman la Coordinadora Estatal del Sector del Handling y Aéreo (CESHA) señalan la necesidad de recuperar esos días de descanso perdidos.

Una de las observaciones que realiza CESHA es que los negociadores de la CCOO y la UGT no sufren las consecuencias de lo firmado. A pesar de que destacan la importancia del aumento salarial en relación con el alto nivel de los precios actual, consideran fundamental incluir la conciliación familiar como exigencia fundamental.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?