AN

Las razones por las cuales los administradores y directivos deben contratar un Seguro Responsabilidad Civil

Los directivos y administradores de empresas deben tener claro que su desarrollo profesional conlleva riesgos y responsabilidades con una envergadura cada vez más grande.

Y es que la frecuencia con la que altos cargos reciben reclamaciones que ponen en riesgo su patrimonio no deja de crecer. Esto lleva a determinar que contratar un Seguro de Responsabilidad Civil de D&O es la manera más efectiva de ponerse a salvo.

Incumplimientos tributarios o legales, tomar malas decisiones estratégicas, políticas salariales no consideradas igualitarias, accidentes, situaciones de riesgos… son muchas las situaciones que pueden acabar en demandas contra el gerente, administrador o directivo, poniendo en peligro su patrimonio personal, estilo de vida e, incluso, la continuidad de la empresa.

No merece la pena el riesgo, más aún si se tiene en cuenta que el comparador de seguros de Thenowo convierte en fácil la tarea de encontrar el que realmente se necesita, adaptándose a las circunstancias e individualidades de cada alto cargo.

La cobertura de los seguros de D&O

Aunque dependerá de la opción que se elija, las coberturas básicas más comunes son: defensa, fianzas civiles y penales, reclamaciones por prácticas de empleo, procesos administrativos contra la empresa, multas y sanciones, gerencia de riesgos y recuperación de imagen.

Como ya se ha mencionado, Thenowo es capaz de adaptar los seguros a cada cliente, dando la posibilidad de añadir coberturas extras que hagan la póliza más completa. Estas podrían ser la defensa por homicidio empresarial, inhabilitación profesional, asistencia psicológica, límite especial en exceso para consejeros no ejecutivos, constitución de fianzas penales, cobertura a la entidad por prácticas de empleo y responsabilidad penal corporativa.

La protección del seguro de D&O

Aunque a menudo solo se menciona a los directivos, consejeros y administradores, la responsabilidad alcanza a todos aquellos que ejercen las funciones aunque no estén reconocidos formalmente, así como a la pareja de hecho, cónyuge o hijos. No se debe olvidar que se responde con el patrimonio personal y, en caso de fallecimiento, la deuda será heredada. En otras palabras: un siniestro de esta naturaleza puede cambiar la vida literalmente tanto al alto cargo, como a su familia. Por tanto, esta póliza protege a los siguientes individuos: los administradores, directivos, consejeros y cualquier otro alto cargo con funciones gerenciales; cónyuges, herederos y legatarios; antiguos administradores o mandos intermedios.

No merece la pena el riesgo y menos sabiendo que tanto su cotización como su contratación son online y al instante, para empezar a protegerse hoy mismo.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes