AN

Quita Deudas afirma que es posible pedir un préstamo si existe una deuda pendiente

Cuando se contrae una deuda con organizaciones adscritas al ASNEF, una persona pasa a estar en el listado de morosos, dependiendo del tiempo que haya estado incumpliendo las cuotas de pago.

Este registro de deudores, establecido por el sistema de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, inscribe a personas o entidades insolventes que, una vez registradas, tendrán dificultades para pedir un préstamo, acceder a opciones de financiación o contratar servicios. Por lo tanto, es recomendable acudir a la Ley de Segunda Oportunidad, destinada a ayudar a autónomos y particulares a cancelar sus deudas y salir del fichero de morosos. Si bien la normativa tiene ciertos requisitos, con el asesoramiento de Quita Deudas es posible renegociar o eliminar las deudas pendientes.

Cómo se pide un préstamo teniendo deudas

En ocasiones, algunas personas optan por adentrarse en un préstamo que les dé la liquidez necesaria para saldar una deuda con urgencia, a pesar de que luego cargarán con un sobreendeudamiento aún más difícil de afrontar.

Si la deuda que se intenta saldar es con una entidad bancaria, es muy probable que el deudor figure en el fichero de morosidad del ASNEF. Esto volverá prácticamente imposible el acceso a un nuevo préstamo por parte de otro banco, ya que el registro de morosidad es revisado por las entidades financieras para evitar involucrarse con clientes insolventes.

En caso de que la persona no figure en el ASNEF o encuentre una entidad bancaria que acceda a adjudicarle un préstamo, es recomendable que se asegure de adquirir un plan de pagos más accesible que el de la deuda actual y que cuente con la seguridad de poder cumplirlo.

Otra alternativa es acudir a la ayuda profesional de especialistas en la Ley de la Segunda Oportunidad, como el despacho jurídico de Quita Deuda, para poder liberarse del peso de las deudas y salir del fichero de morosos.

Cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

Aquellas personas particulares o autónomas que cargan con un sobreendeudamiento, como consecuencia de diversos imprevistos personales o profesionales, pueden cancelar una deuda sin la necesidad de pedir un préstamo adicional.

Esto es posible a través de la Ley de Segunda Oportunidad, un mecanismo legal disponible para pensionistas, autónomos, empresarios y trabajadores por cuenta propia o en el paro, que estén imposibilitados a cumplir con sus compromisos de pago o que no pueden tener una vida digna en caso de hacerlo.

De la mano de Quita Deudas, una persona tiene la posibilidad de convertir sus deudas en una cosa del pasado, ya que el equipo de abogados profesionales está especializado en gestionar el proceso administrativo que implica la Ley de Segunda Oportunidad.

Tras un asesoramiento gratuito, el deudor puede acceder a los servicios de Quita Deudas con una de las cuotas más accesibles del mercado, de 75 € al mes, con IVA incluido. Además, el despacho jurídico ofrece planes de pago adecuados a las necesidades de sus clientes, contemplando la duración del proceso legal hasta llegar a la instancia de exoneración de la deuda.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?