AN

¿Qué es la Inteligencia artificial en España?, ¿una promesa o una realidad?

Hay una pregunta necesaria de responder y que, al parecer, ya ha sido contestada por los medios de comunicación.

Estos pintan la idea de que no solo en España, sino en toda Europa, existen unos avances tecnológicos brutales y que la empresa española es líder en tecnología punta.

La realidad es que JUMO Technologies, como empresa encargada de digitalizar empresas, vive todo lo contrario. Hay todavía muchas empresas que usan lápiz y papel para anotar parte de su trabajo. Y es que en España, como en muchas partes de mundo, hay una ideología de "si funciona no lo cambies", que es básicamente "si ganamos dinero, que no se toque el invento". Es esta ideología la que hace refrenar y no crecer como se debería, no solo para ser un referente en España, sino en toda Europa.

¿La inteligencia artificial es una realidad o una tarea pendiente en las empresas de España?

Según RED.es, tan solo el 8,3 % de las empresas españolas usan de alguna forma indirecta o directa Inteligencia Artificial en sus negocios en el 2021, teniendo además un crecimiento de 1 % frente al 7 % del 2020, una cifra de crecimiento preocupante. Las cifras no son solo alarmantes en el campo de la inteligencia artificial, sino en otros como empresas españolas que usan servicios en la nube (32 %), empresas españolas que usan BigData (11 %), internet de las cosas y la tecnología que interconecta objetos y dispositivos a través de una red (28 %).

Como se puede observar, son cifras alarmantes y más con el nuevo mundo tan agresivo y cambiante al que las empresas nacionales se enfrentan.

Juan Manuel Ojeda Garcia, CMO y co-owner de Grupo JUMO, da algunas razones de por qué hay un mercado tan inestable. Una de ellas son las redes sociales, ya que estas aplicaciones son usadas por todo tipo de personas con todo tipo de edades. Esto quiere decir que son referentes masivos que rigen la tendencia y las preferencias de consumo de cualquier tipo de consumidor, ya sea B2B o B2C. Afectan a las ventas, al comportamiento y a los cambios de tendencia. Por eso, hay que anticiparse a tales tendencias, para poder soportar tantos cambios en el mercado en el que estemos.

Otra razón es la digitalización de las empresas. Según RED.es, el 52 % de las empresas españolas hace uso de un ERP y un 42 % usa un CRM. Estas, aunque siguen siendo cifras bajas para la actualidad, implican una gran cantidad de datos que pueden servir para conocer el estado del mercado y a donde se dirige, por lo que sirven para no solo tomar una buena decisión, sino la mejor, desde donde ubicar nuestro nuevo restaurante para que sea un éxito, como qué tipo de producto fabricar, teniendo en cuenta el máximo rendimiento para la inversión en los términos de duración de caducidad de producto, que no es otra cosa que cuanto tiempo ese producto será interesante en el mercado en el que se encuentra.

Por otro lado, debido a la gran crisis que surgió en el confinamiento y el post-confinamiento, ha habido y hay cambios tremendos en el suministro de recursos y en sus costes, esto hace que el mercado sea muy volátil e inestable, con precios que cambian cada día y con agotamientos de stock de todo tipo de recursos. Debemos no solo ser capaces de tener el control de todos estos cambios en tiempo real, sino que hay que anticiparse a estos cambios para poder ejercer la diferencia en el mercado con unos precios competitivos y unas reservas de stock aceptables. 

Hay que tomar conciencia de que la tecnología ya no es una tarea opcional para mejorar una empresa, sino que es una obligación para no desaparecer en un mercado tan agresivo e inestable.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?