AN

Qué es la hiperplasia benigna de próstata y cómo se puede tratar

Una de las enfermedades más frecuentes en hombres mayores de 50 años es la hiperplasia benigna de próstata o hipertrofia prostática benigna. Se trata del crecimiento no canceroso de la próstata, lo cual causa la compresión de la uretra y, con ello, síntomas irritativos como urgencia miccional, polaquiuria, nicturia, etc.

Aunque es una afección benigna, puede producir otros problemas graves de salud, por lo que la hiperplasia benigna de próstata y su tratamiento son estudiados constantemente para corregirse de forma eficaz. En Uroinfo, informan sobre un tratamiento innovador con vapor de agua que es efectivo

Diagnóstico y tratamientos

A partir de los 50 años, es común que muchos hombres padezcan de hiperplasia benigna de próstata, enfermedad que causa una disminución de la calidad de vida por los síntomas urinarios molestos que produce. La patología se caracteriza por el crecimiento excesivo del tejido prostático, el cual produce una comprensión de las estructuras cercanas a él como la uretra y la vejiga. Esto causa síntomas urinarios irritativos, como dificultad para comenzar a orinar, polaquiuria (necesidad de orinar con mayor frecuencia), nicturia (micción frecuente por la noche), etc. Si estos síntomas persisten, pueden producir infecciones del tracto urinario y daño en los riñones.

Para diagnosticar esta enfermedad, los especialistas evalúan al paciente, le realizan un tacto rectal y otras pruebas complementarias, como análisis de sangre, pruebas del flujo urinario, etc. El tratamiento puede ser clínico o quirúrgico, dependiendo de la severidad.

Rezum, tratamiento con vapor de agua

El tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata depende de su severidad y de los síntomas que produce. Si los pacientes presentan síntomas urinarios leves, los especialistas tratan la enfermedad con fármacos que mejoren el flujo urinario y disminuyen los molestos síntomas. Algunos de estos fármacos tardan en hacer su efecto, mientras que otros son poco eficaces en la enfermedad severa. Igualmente, hay fármacos y procedimientos quirúrgicos que causan efectos adversos, como la eyaculación retrógrada.

Una de las cirugías más efectivas para tratar esta patología es la terapia con vapor de agua llamada Rezum. Es un procedimiento mínimamente invasivo que consiste en la administración de vapor de agua en la próstata, lo cual produce la muerte del tejido agrandado. Este novedoso tratamiento permite preservar la eyaculación, al contrario que otros tratamientos quirúrgicos disponibles, por eso se utiliza mucho en hombres jóvenes o que deseen tener descendencia.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?