AN

¿Qué cubre el seguro para un barco?, por elsegurodemibarco.com

El turismo náutico promete recuperarse este año. Ya en 2021 su crecimiento fue notable con respecto al 2020. Dichas cifras corresponden tanto a los compradores de embarcaciones como a los turistas que veranean y las alquilan.

En este sentido, el seguro para un barco es uno de los elementos que se deben garantizar en las naves antes de emprender un viaje.

La mejor forma de conseguir el seguro es acudiendo a una correduría como elsegurodemibarco.com. La prestigiosa agencia está encabezada por Rafael Bonilla, director técnico y Marine Insurance Broker con más de 30 años de experiencia en el sector.

¿Para qué sirven los principales seguros de barcos?

El Seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio para embarcaciones de recreo o deportivas desde 1999 y debe actualizarse cada año. Dicha póliza cubre todos los daños materiales y personales que el barco y la actividad del propietario puedan ocasionar a los puertos, a otras embarcaciones y a instalaciones marítimas.

En la cobertura obligatoria también se incluyen situaciones como el fallecimiento, las lesiones corporales, las pérdidas económicas sufridas como consecuencia directa de un deceso y los daños a buques por colisión.

La póliza también cubre todo aquello que sea remolcado por el barco, incluyendo personas, como es el caso de los esquiadores acuáticos.

Otro seguro común en las naves es el de reclamación de daños. Este cubre el pago de abogados para demandar a un tercero en caso de que haya dañado la embarcación y se niegue a rendir cuentas.

¿Cómo garantizar una mayor cobertura en los seguros de barcos?

Conseguir el mejor seguro para un barco no es una tarea difícil. El primer paso es entender correctamente las condiciones de cada plan.

Uno de los casos más problemáticos es el del seguro de efectos personales debido a la falta de claridad. Por ejemplo, la póliza mencionada asegura los bienes ante situaciones de pérdida, daños o robo. El problema es que una situación se considera robo cuando se recurre a la fuerza. Si el barco y sus elementos se encuentran en un lugar abierto cuando está hibernando o en tierra, como parkings públicos o comunitarios, o cuando está en el mar, fondeado o amarrado, el evento se puede considerar un hurto si no existe daños a las cosas para cometer el delito, si no hay fuerza se considera un hurto y no queda cubierto por el seguro.

Para evitar esto, el bróker especializado Rafael Bonilla recomienda almacenar los bienes en sitios cerrados como los garajes. El corredor de elsegurodemibarco.com es experto en este tipo de consejos gracias a su amplia trayectoria como gestor de seguros para embarcaciones a motor, yates, veleros, motos de agua, neumáticas y semirrígidas. 

Ya sea para evitar siniestros, accidentes o multas, los seguros para barcos son una realidad que debe estar en regla. Las temporadas primaverales y veraniegas se acercan, por lo que es esencial ponerse al día en estos documentos y poder hacer uso de estas naves sin preocupaciones. 


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable