AN

Puertas Anti-Okupa explica cuál es la inversión y los beneficios de adquirir puertas antiokupas

Una excelente solución para disuadir la posible incursión de personas extrañas a una propiedad son las puertas antiokupas.

Estos elementos de seguridad tienen una gran demanda en la actualidad debido al auge de la ocupación ilegal en casas o locales. Cada día son más las personas que deciden colocarlas.

Para quienes están considerando instalar estas puertas, uno de los interrogantes más frecuentes tiene que ver con su precio. Para ello, los expertos de la compañía Puertas Anti-Okupa derriban algunos mitos acerca de esta instalación.

Cuál es la inversión necesaria para instalar una puerta antiokupas

Como las puertas antiokupas tienen una demanda creciente a nivel nacional, existe un mercado muy dinámico. Los profesionales de esta firma afirman que es necesario buscar siempre empresas consolidadas con experiencia en el mercado. Estas suelen ofrecer los mejores precios en comparación con otras que solo actúan como intermediarias.

En el caso de ellos, aseguran tener los mejores precios de Barcelona y sus alrededores. El precio promedio de una puerta para casa o local ronda los 900 euros. Esta cantidad incluye, además de la puerta, su instalación. Este elemento es tan importante como la calidad de la puerta en sí, ya que de él depende el buen desempeño de este elemento de seguridad.

A diferencia de otras empresas, Puertas Anti-Okupa ofrece a sus clientes la opción de alquiler. Es una excelente alternativa para aquellas personas que se enfrentan a una amenaza inminente y no disponen del capital necesario para asumir el gasto. En estos casos, el cliente paga 450 euros por la firma del contrato y una tarifa fija de apenas 2 euros al día. La tarifa incluye la puerta, su instalación y desinstalación.

¿Cuáles son los beneficios de instalar una puerta antiokupas?

Una inversión definitiva para la compra o una temporal para el alquiler de una puerta antiokupa, ofrece muchos beneficios. El primero de ellos, evidentemente, es que evita una ocupación ilegal de la propiedad. En la actualidad los costes económicos y emocionales de enfrentar ese problema son mucho mayores.

Puertas Anti-Okupa alerta que es un problema real. Las autoridades del Ministerio del Interior han registrado un incremento del 41 % en las denuncias entre 2012 y 2021. En ese período, los registros anuales pasaron de 12.214 a 17.274, por lo que es indispensable tomar medidas por parte de los propietarios.

Otro beneficio destacable que ofrecen las puertas antiokupas es que se convierten en un valor añadido para la vivienda o el local. No solo protegen contra los okupas, sino también contra imprevistos como, por ejemplo, un robo. Esto valoriza la propiedad ante posibles compradores o arrendatarios. En resumen, los representantes de esta empresa aseguran que los beneficios son mucho mayores que el precio que se tiene que pagar por las puertas.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?