AN

Los pasos a seguir para la cancelación de deudas, por Quita Deudas

Por diversos motivos y situaciones difíciles, hoy en día, cada vez más personas se encuentran en una encrucijada financiera que no les permite saldar sus deudas.

Aquellos compromisos de pago tomados de buena fe, con una planificación optimista a futuro, no siempre salen según lo esperado y cancelar una deuda puede hacerse cuesta arriba. No obstante, la Ley de la Segunda Oportunidad es una normativa vigente en España que permite la cancelación de una deuda a particulares y autónomos, en función de ciertos requisitos. Con el asesoramiento legal de Quita Deudas, el despacho jurídico especialista en la Ley de la Segunda Oportunidad, sus clientes pueden cancelar una deuda en un 100 % y dar paso a un nuevo comienzo desde cero.

Cómo se cancela una deuda

A través del proceso administrativo que habilita desde julio de 2015 la ​Ley de la Segunda Oportunidad, los trabajadores particulares o autónomos pueden renegociar o cancelar una deuda total o parcialmente, por Ley. Esta normativa ofrece una segunda oportunidad a aquellas personas morosas que cogieron una deuda con buena fe y se encuentran con dificultades para saldarla, ante imprevistos o fracasos personales y profesionales.

Para acceder a una exoneración total o parcial de una deuda, la persona tiene que pasar primero por una instancia extrajudicial, en la que se intenta llegar a un acuerdo económico con el acreedor en cuestión. Para eso, se recomienda contar con el asesoramiento previo de profesionales especializados en esta normativa, como el equipo de Quita Deuda, teniendo en cuenta que los pasos a seguir implican una negociación abocada a resolver la discrepancia económica por vía extrajudicial o judicial, según la flexibilidad del acreedor.

¿Cuáles son las fases del proceso de la Ley de Segunda Oportunidad?

En principio, el trabajo del despacho de Quita Deuda para ayudar a una persona morosa a cancelar una deuda, comienza con el diseño de un plan de pagos extrajudicial a los acreedores, con una frecuencia espacial basada en el recurso de la Ley de Segunda Oportunidad. Teniendo en cuenta que es poco común que el beneficiario acepte, debido a los plazos planteados, se pasa a la instancia judicial. En esta fase, el deudor debe demostrar su insolvencia.

Después de la asignación de un administrador concursal, el equipo de Quita Deuda se encarga de presentar ante el juez el documento de exoneración total de la deuda, respaldando la imposibilidad de la persona de hacer frente a los pagos.

En función del cumplimiento de los requisitos estipulados por la normativa, una persona podrá obtener el BEPI (beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho), gracias a la gestión llevada a cabo por el despacho de Quita Deuda. Se trata de la adquisición de un beneficio que lo habilitará a cancelar una deuda y liberarse de forma provisional o definitiva de su pago, recuperando el control de su vida personal, profesional y financiera.


Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?